in

Denuncian secuestro de auditores en Simojovel

Ante el incumplimiento de la cuenta pública, la Auditoría Superior está practicando revisiones a los estados financieros de la presidenta Viridiana Hernández

Samuel Revueltas

 

La denuncia la hizo en tribuna del Congreso del Estado la diputada Ana Laura Romero Basurto, presidenta de la Comisión de vigilancia: en Simojovel están reteniendo y privando de su libertad a personal de la Auditoría Superior del Estado (ASE) que está auditando las cuentas de la presidenta municipal Viridiana Hernández.

“Se tiene conocimiento que personas del municipio han detenido las brigadas de auditores durante el traslado del lugar, auditando al lugar donde están las obras, incluso han privado ilegalmente de la libertad al personal de la Auditoría”, declaró.

Alerta Chiapas le informó que la alcaldesa tuvo que ser llamada por el Congreso del Estado para conocer el porqué no entregó la cuenta pública de 2019. Ahí, justificó que el desorden en su administración ha sido porque le han fallado sus contadoras.

Los pretextos de la presidenta de Simojovel para no entregar la cuenta pública

Ante ello, la ASE y la Comisión de Vigilancia ordenaron una auditoría a los recursos de Simojovel; a tres meses de ese llamado, la auditoría está en curso pero está siendo impedida.

La diputada aseveró que lo que están haciendo a las auditores es un delito y dijo que se trata de grupos a los que no les conviene que a Chiapas les vaya mal y que se haga un problema.

“Muchos grupos contrarios no les conviene que se esté auditando y están cometiendo un ilícito, yo sí quisiera el apoyo de todas y de todos, que mandemos un mensaje a todo Chiapas y a todos los municipios que integran nuestro estado, decirles que la gente que esté reteniendo y obstaculizando a la autoridad fiscalizadora está cometiendo un ilícito”, agregó.

No es la primera vez que la administración de Viridiana Hernández está envuelta en señalamientos y acusaciones, en semanas pasadas un grupo de pobladores se manifestaron en el Congreso y aseguraron que ella y su esposo, el síndico Gilberto Martínez, fingieron una separación para que este último aparezca en las boletas del próximo año.