in

Ganen o pierdan, su corazón es azul por sobre todas las cosas

Nunca ha visto al Cruz Azul ser campeón, pero su habitación es completamente celeste y su amor por el equipo cementero es incondicional.

Eric Ordóñez.

 

Tuxtla Gutiérrez.- La pasión por un equipo de futbol traspasa lo inimaginable, se transpira. Darla Cruz Palacios es una mujer de 27 años, originaria de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, es tan fanática del Cruz Azul que su habitación es casi un museo celeste.

 

 

“Cuando le empecé a irle al Cruz Azul tenía 12 años, comencé a ver sus partidos y me enamoré del club, es un amor incondicional”, recuerda la aficionada blanquiazul que también practica e futbol y ha jugado en diferentes ligas locales.

 

Decenas de playeras originales, centenares posters y peluches, banderas, “souvenirs”, revistas, periódicos, tazas, vasos tequileros, colchas, almohadas, alfombras y hasta la cama de la mascota son del cuadro cementero, aunque la aficionada asegura que le hacen falta playeras originales.

 

 

“Darla es una aficionada que ama a su equipo, que ama el Cruz Azul por sobre todas las cosas. Esperamos la novena, el equipo ahorita va bien pero esperemos que con este director técnico esperemos que esta vez sí seamos campeones”, expresó la aficionada.

 

 

Darla Cruz Palacios ha conocido las instalaciones de La Noria, en la Ciudad de México, la conductora del programa nacional Marisol González le cumplió su sueño al mandarle una fotografía de su gran colección.

 

“Estoy casada con el Cruz Azul, es el amor de mi vida, desde ahorita que tengo 27 y hasta que muera siempre será el amor de mis amores”, concluyó.