in

Llega ayuda para niñas y niños que acompañan a sus madres en prisión

En “El Amate” hay 12 menores entre los dos meses y dos años que requieren ayuda; la Fundación Unidas por la Sangre ha recaudado insumos en donación

Samuel Revueltas

 

Son 12 niñas y niños que acompañan a sus madres en prisión en el Centro de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) número 14 “El Amate”, que gracias a la donación de las y los chiapanecos, recibieron ayuda en especie para bien llevar su condición.

Jacivi Gómez, de la Fundación Unidas por la Sangre, dio a conocer que se les llevó recipientes de plásticos con leche, pañales, papilla, ropa, toallas húmedas, así como ropa para las mamás.

Indicó que la estancia en prisión es difícil y a ello se le suma la responsabilidad de estar con sus menores, por ello Unidas por la Sangre se ha dedicado a la labor de apoyar a este sector poblacional.

“La situación que están viviendo está bastante complicada porque no dan acceso a poder entrar ahorita a la prisión, por lo del COVID; sin embargo sí reciben algunas visitas familiares pero hay mujeres que están en total abandono”, lamentó.

Se trata de 12 niñas y niños que tienen entre dos meses a dos años de edad: Micaela y Diego de dos meses; Vanessa de cuatro; Martha Laura de seis; Natali y Citlali de siete; Yoselin de ocho; Anahí, Flor y Asunción de un año; y Luis y Esmeralda de dos años.

Para estas pequeñas y pequeños se destinó la ayuda que ya ha sido recurrente en la asociación, la cual recaudan por medio de una convocatoria entre la sociedad.

“Estas criaturas nacieron ahí dentro del penal, la mayoría es una nueva generación de recién nacidos, entonces a veces se juzga el cómo nacen estos bebés ahí dentro, pero hay mujeres que ya llegan embarazadas y otras se embarazan ahí dentro”, puntualizó.