in ,

La tuxtlecada ya anda echando pozol

¡Bien frío y sanitizado! El semáforo amarillo permitió que negocios locales recuperaran clientela.

Tuxtla Gutiérrez.-  El semáforo de riesgo epidemiológico en amarillo permitió que negocios como “El Pozol Arrecho” recuperaran al menos  el de clientela, sin embargo  esta cifra podría mantenerse hasta finales de año,  dijo José  Fernando Hernández Morales, propietario de dicho establecimiento.

 

“Estimo que un 50 % recuperamos a nuestra clientela,  y aunque estamos contentos la verdad creo que será hasta el próximo año cuando estemos al 100 % porque la mayoría de los que nos consumen son estudiantes o padres de familia, ya que el negocio está cerca de varias instituciones y como no vuelven a clases, pues no nos compran, mismo caso con algunos negocios de la zona”, mencionó.

 

Por la pandemia de Covid- 19 “El Pozol Arrecho” suspendió actividades por varios meses, y aunque “fue difícil”  mantener la plantilla de trabajadores lograron pasar la crisis, y actualmente trabajan para “recuperar las pérdidas”.

 

“Fue muy complicado porque cerramos por un tiempo y tuvimos que sobrevivir con los ahorros,  pero no despedimos a nadie solo reajustamos los sueldos, yo estoy muy agradecido con ellos por el apoyo y la lealtad, porque entendieron la crisis  y que lo más importante era la salud de todos”, indicó.

 

A fin de mantener la sana distancia, José Hernández, decidió rentar un local más grande, ya que además de la venta de pozol ahora también ofrecen quesadillas, por lo que era importante brindarle a los comensales un lugar seguro.

 

“Es tiempo de renovarse o morir y acá no nos rendimos. Estamos vendiendo quesadillas y aunque no podemos tener un aforo del 100 por ciento, al menos ya tenemos un espacio para que la gente consuma las quesadillas. Acá seguimos las medidas sanitarias, usamos el cubrebocas, nos lavamos constantemente las manos, también hay gel antibacterial y tapetes sanitizantes”, aseguró.

 

“Cubrimos las medidas sanitarias tal como lo han pedido las autoridades de salud. El pozol que ofrecemos a domicilio va sellado, bien cubierto para evitar contaminación y acá todos usamos el cubrebocas en todo momento. Siempre hemos sido cuidadosos con la higiene y ahora más”, señaló.

 

El propietario de “El Pozol Arrecho” informó que pese a la crisis mantuvieron los costos en las tres sucursales, el pozol de caco o blanco  de un litro acompañado de cacahuate y mango tiene un valor de 17 pesos,  en tanto que las quesadillas de tortillas hechas a mano de diferentes guisos están en 25 pesos, mientras que las sencillas a 10.