in

Ferieros de Tuxtla registran pérdidas económicas

La pandemia no les permitió instalarse en septiembre para el Grito y siguen en la incertidumbre frente a las celebraciones de San Francisco y El Calvario

Tamara Longines

 

La pandemia por el COVID-19 afectó muchos sectores empresariales, uno de ellos el de las ferias que se instalan en eventos religiosos, sociales, culturales y en patrios, como se acostumbra el 15 de septiembre.

Ángel Octavio Filio Gómez, secretario de Organización de la Unión de Ferieros “San Marcos”, informó que las pérdidas que han registrado sus agremiados son importantes.

“Afectados en todos los sentidos, porque el gremio de nosotros se dedica únicamente a las ferias y hay muchos compañeros que no tienen otro trabajo o profesión. Dependemos totalmente de los eventos que se hagan religiosos y por este momento de la pandemia estamos sin ningún evento, sin ningún festejo, no estamos trabajando”, lamentó.

Las pérdidas económicas para quienes brindan estos servicios de convivencia y diversión, continúan en aumento.

“Estamos hablando de que un 90 por ciento de nuestros ingresos que no se están cumpliendo; por cada feria se genera una derrama económica de 250 mil pesos”, explicó.

En la capital chiapaneca existen tres Sindicatos de Ferieros: “Unión San Marcos”, “Santa Cruz” y “Tuchtlán”, con un estimado de 130 socios, lo que significa ingresos para cerca de 300 familias.

“Pues ahorita estamos dependiendo 100 por ciento del Ayuntamiento. Siempre hemos trabajado bajo las normativas que nos rigen y estamos siendo respetuosos, porque esto de la pandemia no es culpa de ellos, pero sí nos está preocupando porque septiembre ya estamos fuera, octubre que es San Francisco y Calvario, mientras no haya Patronatos, no contamos con eventos y ferias”, agregó.

Filio Gómez puntualizó que ya se capacitaron para que al activarse el semáforo epidemiológico en verde, puedan comenzar a trabajar garantizando los protocolos de bioseguridad que piden las autoridades de salud.