in

La moda en aprietos por el COVID-19

Dentro de los tantos sectores afectados económicos, también estuvo el de la alta costura, que dejó de producir vestimenta ante la falta de compradoras

Tamara Longines

 

Otro de los rubros que sufrió afectaciones económicas derivado de la pandemia por el COVID-19 fue el de diseño de modas y alta costura.

“Cuando comenzó la pandemia a nosotros se nos informó que era necesario cerrar nuestras puertas, claro que lo hicimos porque debemos ser responsables y también cuidar a nuestros clientes. En mi caso cerré desde el 23 de marzo, estuvimos sin trabajar cuatro meses y fue triste porque es una pérdida económica muy fuerte”, lamentó Alejandra Tacías Ocaña, diseñadora de modas en el estado de Chiapas.

Estas pérdidas económicas incrementaron debido a la cancelación de eventos sociales y celebraciones.

“Hubo cancelaciones de eventos y contratos que ya estaban a un mes y se cancelaron precisamente por esta situación que estamos pasando. Hubo cambios de fecha, se cancelaron en un 60 por ciento y obviamente todo esto se va a programar para el próximo año”, explicó.

Si bien el confinamiento ha dejado a su paso crisis económica, para las y los diseñadores esto fue un momento para reinventarse y trabajar en próximas tendencias y colecciones.

“En lo personal me puse a crear cosas nuevas, sobre todo enfocarme en diseños que se adapten a los eventos que ahora viviremos que son eventos pequeños y que el diseño sea un diseño igual de especial, como para un evento de 500 personas o de 50 personas, es decir, crear diseños que también puedan usar en otra ocasión los clientes”, agregó Alejandra Tacías.

Ante el actual semáforo epidemiológico, este sector ha comenzado a reactivarse siguiendo los protocolos de bioseguridad.

“Ahorita ya comenzamos poco a poco. Antes de la pandemia en mi agenda atendía a cuatro clientas al día, para brindarle una buenas atención, ahora con la nueva normalidad estamos atendiendo a una clienta por día, por que es importante seguirnos cuidando todos. Nosotros nos reactivamos apenas el 25 de agosto”, puntualizó la diseñadora chiapaneca.