in

La pandemia hizo que las familias sacaran su sentido de empresarial

Hubo quienes por falta de empleo decidieron sacar los ahorros para comercializar en redes sociales

¿Emprender en pandemia o morir en el intento? Ese fue el dilema para las hermanas Yamilet y Wendy Vila Abadía.

“Yo estaba viviendo en Cancún y ahí trabajaba, pero al volver iba a comenzar a buscar trabajo, llegué en plena contingencia y pues no había trabajo y mejor busqué la manera de tener ingresos para mi y mi hijita”, comentó Wendy Vila, propietaria de la Boutique del Pichito.

Ella apostó por emprender un negocio propio que le permitiera continuar cuidando de su pequeña y a la vez comenzar a comercializar productos, en este caso ropa infantil 100 por ciento mexicana, ya que es una convencida de que lo hecho en México también es de gran calidad.

“La ropa que vendo es de bebés y niños, pero es marca mexicana. Ha sido difícil al principio, porque no mucha gente se convence de los productos o marcas mexicanas, pero con el paso del tiempo sí ha mejorado la venta. La gente ya se ha dado cuenta que los mexicanos hacemos también cosas de calidad”, indicó.

Al igual que Wendy, su hermana mayor, Yamilet, debido a la crisis sanitaria y a pesar de contar con un trabajo estable, buscó una opción más para mejorar sus ingresos a través de las ventas en redes sociales.

“A principios de la pandemia agarré un dinerito que tenía ahorrado y decidí comenzar a vender filipinas y uniformes quirúrgicos. Empecé a vender en vivo en las redes sociales, porque vi que era la mejor manera por la pandemia, que no así evitas tener a mucha gente junta”, agregó.

El número de emprendedores que ofertan servicios o productos mediante redes sociales incrementó durante los primeros meses de la contingencia sanitaria, es decir, las redes sociales se convirtieron en el “salvavidas” al emprender un negocio en esta crisis sanitaria.

“Sí, las redes sociales ahorita son lo mejor. Es importante como emprendedor y vendedor poner reglas claras siempre en beneficio de quien vende y del consumidor. Por ejemplo, horarios de entrega, tipos de pagos si es efectivo o transferencia bancaria, que ahorita es mejor la transferencia para cuidarse todos del contacto por el virus y claro ser responsables y comprometidos al momento de la entrega y recibir las mercancía”, detalló Yamilet Vila, propietario de filipinas y uniformes quirúrgicos “Milena”.

Finalmente, las hermanas emprendedoras indicaron que lo más importante en una etapa de crisis es siempre reinventarse y poner en acción nuevas habilidades, sobre todo si de sacar adelante a una familia se trata.