in

Aprendió a leer y escribir a los 22 años, hoy estudia una carrera

A Gerardo no lo detuvo la edad ni la cuadriplejia; aprender a leer y escribir debería ser un logro importante para todos, millones de adultos y jóvenes no lo consiguen; Día de la Alfabetización.

Eric Ordóñez.

 

Tuxtla Gutiérrez.- Gerardo Saldaña Magdaleno “Chambitas”,  es un hombre de 44 años de edad que padece cuadriplejia, una enfermedad que lo ha mantenido en silla de ruedas pero que no ha limitado su deseo de superación. Aprendió a leer y escribir a los 22 años, hoy tiene 44 y estudia una carrera universitaria en la localidad Revolución Mexicana, municipio de Villacorzo, Chiapas.

 

“Mi problema es médico, desde que nací llegué a la edad de casi año y medio y no caminaba así que por esa razón hasta ese momento se dieron cuenta de que era un problema físico”, explicó.

 

“Un primo me enseñó a leer y escribir, posteriormente investigamos cómo entrar al Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) y así pude terminar primaria y secundaria”, relató Gerardo quien nació en Veracruz pero radicó en Chiapas desde sus primeros meses de vida.

 

“De la nada Dios me sacó de un lugar de cuatro paredes, encerrado sin ninguna visión, más o menos estuve 20 años encerrado”, recordó “Chambitas”.

 

Saldaña Magdaleno ha sido vendedor ambulante, a bordo de un triciclo vendía golosinas a fuera del Colegio de Bachilleres de Chiapas (Cobach) No. 32 ubicado en la localidad San Pedro Buenavista, donde un buen día le permitieron estudiar la preparatoria y egresar a los 31 años.

 

“En el 2005 yo llegaba a vender a esa escuela paletas, chicharrines y dulces, una vez platicando con el director le dije que un día quería ser alumno y entonces de repente me dicen ya puedes venir, tenía 31 años”, relató.

 

Esa sería la primera vez que Gerardo tomaría clases en un aula y con compañeros, aunque fue difícil para los adolescentes de su grupo adaptarse, no desistió y culminó sus estudios en el 2008.

 

“Actualmente estoy por iniciar el tercer cuatrimestre de la Licenciatura en Criminología, durante mucho tiempo busqué cerca de mí una universidad donde pudiera estudiar algo relacionado con la psicología y aquí lo encontré, pero sobre todo, busqué un lugar donde me aceptaran sin discriminación”, compartió emocionado.

 

“Para poder venir aquí yo me tengo que levantar a las cinco de la mañana, darme un regaderazo y desayunar, debo salir al menos dos horas antes para estar aquí a la hora convenida”, detalló.

 

Actualmente Gerardo asiste una vez por semana a la Universidad Iberoamericano y quiere llegar “hasta donde Dios le permita estar”.

 

“Terminando la carrera quiero estudiar una Maestría y el Doctorado porque realmente creo que si voy a servir a la sociedad -aunque nos han etiquetado con el slogan de que no puedo hacer nada-, voy a servir bien preparado”.

 

Desde 1967, el Día Internacional de la Alfabetización se celebra cada año en todo el mundo para recordar al público la importancia de la alfabetización como factor de dignidad y de derechos humanos, así como para lograr avances en la agenda de alfabetización con miras a una sociedad más instruida y sostenible.

 

Según la UNESCO a pesar de los logros alcanzados, los desafíos persisten, ya que 773 millones de adultos en el mundo no poseen, hoy en día, las competencias básicas en lectoescritura.