in

Campaña esterilización mortal, usaron material de mala calidad

Claudia Reyes de la Asociación CAAN pide no hacer escándalo, show y circo; “no era nuestra intención que esto pasara, le pedí perdón a la perrita cuando la sepulté”, relató en un video.

 

Tuxtla Gutiérrez.-  En el mes de julio las campañas de esterilización a bajo costo que organizó la Asociación Civil “CAAN”, en la colonia El Jobo, causaron la muerte de perros en situación de calle y  de algunas mascotas que fueron llevadas por sus dueños.

 

“La Asociación CAAN la dirige Claudia Reyes y Enrique Machorro, ellos  tenían el objetivo de ayudar a los perritos callejeros y planearon estas campañas de esterilización, pero contrataron al veterinario, Gilberto Hernández de Chiapa de Corzo que usa material de pésima calidad porque muchos de los perros que atendió terminaron muriéndose”, dijo una de las denunciantes, que prefirió guardar su identidad.

 

La denunciante aseguró que la Asociación cobraba en las campañas 350 pesos por esterilización, ya que el medico por mascota pedía 200 pesos, costo que ya incluía todo el material para la operación.

“La Asociación busca para cada perro callejero dos padrinos y ellos pagan los 350 pesos, ese mismo costo se mantiene para aquellos que quieran llevar a sus mascotas, pero es barato porque el veterinario usa material de baja calidad por eso se abren las heridas y muchos no despiertan de la anestesia”, aseguró.

 

Explicó que aquellos dueños que cuentan con más recursos económicos al  ver que sus mascotas “se estaban muriendo” los trasladaron de emergencia a clínicas en Tuxtla Gutiérrez, en donde se les explicó que el trabajo del veterinario contratado por CAAN estaba mal “por el material”.

 

“No les hacen estudios previos a los perros, por eso hasta con erliquia los operaron, además a los perritos callejeros los operan y los dejan a su suerte, por eso los casos en donde las heridas se abrieron por la pésima calidad del material las mascotas se murieron, y otra por la anestesia que usan no despertaron. Ya fuimos con pruebas a Riesgos Sanitarios en Tuxtla Gutiérrez, pero no tomaron en cuenta la situación”.

 

La denunciante señaló que aunque los propietarios de “CAAN” fueron los que organizaron y contrataron al médico no se han hecho responsables, por lo que existe “peligro” de que continúen con estas prácticas que “ponen en peligro” a los perritos en situación de calle.

 

Mediante un video la propietaria de CAAN, Claudia Reyes aceptó que en la segunda campaña que realizaron “falleció una  perrita por erliquia”, además se “abrieron algunas heridas”, mismas que atendió el médico, sin embargo aclaró que no recibió quejas de ningún propietario.

 

La dirigente de CAAN también admitió que en la tercera campaña también hubo “cirugías que se abrieron”, pero también mencionó que al menos un caso fue porque el propietario “no cuidó a la perrita”.

 

En redes sociales se filtró un video en donde se ve las condiciones en las que se encuentran los perros alojados en CAAN, ahí la persona que graba enfoca a una perrita, que habría muerto desangrada por una mala práctica de esterilización.

Al respeto, Claudia Reyes reconoció que el lugar si estaba sucio, pero  mencionó que era una responsabilidad compartida con los demás dueños del lugar, y en cuanto a la muerte de la perrita lamentó lo sucedido.

 

“No era nuestra intención que esto pasara, le pedí perdón a la perrita cuando la sepulté, pero  son riesgos que pasan y que me diga cualquier médico si no se la ha quedado  un perro en quirófano, y quien esté libre de pecado, que arroje la primera piedra”, dijo.

 

Al término del video, Claudia Reyes aseguró que “continuarán” con las campañas y mini campañas “esterilizando como se pueda, ayudando a tener a animales en rehabilitación en CAAN”.