in

CNDH abre expediente por muerte de haitiano en Tapachula

Murió presuntamente de COVID-19, esperando que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) le entregara su permiso para permanecer legalmente en México.

Tuxtla Gutiérrez.-  La Comisión Estatal de Derechos Humanos  (CEDH), inició un expediente para verificar si la actuación de la Secretaría de Salud en la entidad fue la correcta en el caso del migrante haitiano Junio “J”,  quien por dos semanas estuvo enfermo sin recibir atención medica, por lo que habría perdido la vida por Covid 19.

 

“Iniciamos un expediente y ya solicitamos informes para que  nos den los datos del expediente  que se le inició cuando ingresó al hospital, queremos saber qué tratamiento se le dio y qué seguimiento le dieron. Después de esta solicitud de información ellos tienen 15 días hábiles para respondernos”, dijo el visitador general de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) en Tapachula, Ángel Milton Ordóñez Rodríguez.

 

El pasado 23 de agosto el presidente del Comité Ciudadano en Defensa de los Naturalizados y Afromexicanos, Wilner Metelus informó de la muerte de un migrante haitiano también presuntamente de Covid- 19 en Tapachula.

 

El fallecimiento sucedió cuando el migrante esperaba que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) le entregara un permiso para permanecer legalmente en México. Lamentablemente el cuerpo estuvo tirado en la calle por más de dos horas.

 

“Ya se ha abierto más apoyo a las personas migrantes, nosotros les pedimos que nos marques para intervenir y que el Hospitales Regional les de la atención”,  mencionó.

 

El visitador recordó que la CEDH ya emitió la recomendación CEDH/10/2020-Ra la Secretaría de Salud pero por violación a la protección de la salud en relación con la muerte materna, y el  deceso neonatal de migrantes salvadoreños en 2016.

 

Según la recomendación en ocasión el Hospital General de Salud de Tapachula “no le brindó la atención oportuna, eficiente y adecuada” a la madre originaria de El Salvador, pues la mantuvieron en la sala de espera “siete horas”,  tratando de solo “calmarle el dolor de estómago”, por lo que el estado de la mujer presentó complicaciones que “derivaron en la muerte materna y neonatal”.