in

Sin justicia ni reconstrucción, así viven los damnificados del sismo de 2017

Protestaron campesinos de Jiquilipas que acusan haber recibido 15 mil pesos y luego los olvidadon

Gabriela Coutiño

Al cumplirse tres años del sismo magnitud 8.2 del 7 de septiembre de 2017 que sacudió Chiapas, dejando miles de damnificados, un grupo de habitantes campesinos de la comunidad Cuauhtémoc municipio de Jiquipilas protestaron en las oficinas de la Promotora de Vivienda Chiapas, ya que “hay personas que todavía no tienen un techo”.

Gilberto Rodriguez Gómez, un hombre de 75 años, cuya familia no recibió ningún apoyo, asistió a la protesta porque la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, solo le entregó un apoyo de 15 mil pesos, porque la parte que le tocaba al gobierno del estado del sexenio pasado, no les dio nada, “estoy sin casa”, dijo.

En la comunidad señalaron los manifestantes, unas 30 familias siguen viviendo casi en la intemperie, atravesando por una situación difícil en la temporada de lluvias, mientras que el resto de los habitantes sus casas están a medias, muchas están en obra negra, algunas están iniciadas y otras nunca fueron registradas.

Los damnificados del sismo de 2017, explicaron que en este gobierno llegaron a la comunidad los jóvenes “servidores de la nación” a entrevistar a algunas familias, “cuando hay mucha gente que resultó afectada y que ni siquiera tiene folio”.

Los afectados se quejaron que durante tres años han llegado a la localidad empresas constructoras que manipulan las cosas, no se apegan al presupuesto. En tanto que la dependencia Promotora de Vivienda Chiapas, les cancelaron 30 viviendas.

“En algunos casos no se han iniciado las viviendas, y las que ya se iniciaron tienen irregularidades; hay muchas viviendas que todavía no han sido terminadas y mucha gente han improvisado techos provisionales, pero familias viven de forma indigna”, dijo uno de los manifestantes.

Otros de los damnificados señalaron: “nunca nos llegó dinero en las tarjetas que repartieron; nos hicieron firmar este contrato y nos dijeron que nos iban a dar el monto de cien mil pesos, y para ello nos dieron un folio, pero ellos manipularon el dinero, porque no nos dieron ningún pago.

El grupo de damnificados llegó hasta las oficinas Promotora de Vivienda Chiapas, buscando la dependencia Conavi, porque explicaron que fue esa oficina gubernamental que les envío una constructora para realizar los trabajos, pero en el lugar les dijeron que no existe ninguna oficina de Conavi en Chiapas. “Hay oficinas oficinas alternas como es improvich y oficinas de la vivienda, pero a que tengamos una oficina en Tuxtla, no lo existe, y tampoco hay sucursales”.