in

En Tonalá, donan silla de ruedas a joven discapacitado

Luis Felipe Símuta de 16 años se gana la vida vendiendo dulces en las calles, su silla anterior estaba deteriorada, necesitaba ayuda para poder subir las banquetas.

Tuxtla Gutiérrez. Gracias al apoyo de un pequeño grupo de ciudadanos, el joven de 16 años, Luis Felipe Símuta oriundo del municipio de Tonalá, hoy cuenta con una nueva silla de ruedas que le permitirá tener una mejor calidad de vida.

Debido al mal estado de su anterior silla de ruedas por el uso diario, Luis Felipe, vendedor de dulces en el centro de Tonalá, le solicitaba a la gente ayuda para subir las rampas, y aunque muchos lo apoyaban otros preferían ignorarlo.

Luis Felipe Símuta, que tiene una jornada laboral de más de 10 horas, jamás imaginó que un día una de las personas que lo apoyaban a ascender y descender de las banquetas le compraría una nueva silla de ruedas.

Fue Omar de Jesús de Paz Vázquez, empleado de una casa de empeño, quien decidió apoyarlo, y aunque no contaba con los recursos para adquirir la silla buscó con familiares y amigos la manera de reunir el dinero y así cumplirle el sueño de Luis Felipe.

“Todos los días pasa por mi trabajo Luis Felipe vendiendo sus dulces y me pedía ayuda porque su silla ya estaba muy vieja y  ya no subía, es más ya hasta solo caminaba de reversa, entonces me puse las pilas y le dije que yo le iba a ayudar, pero como no soy rico pedí apoyo  y gracias a Dios mi primo Miguel Ángel Olivares  y Eilín Vázquez me cooperaron y así fue que le compramos su silla”, dijo.

Omar de Jesús de Paz cuenta que el día que le entregó la silla a Luis Felipe jamás se borrará de su memoria, fue una emoción y un sentimiento de felicidad muy grande porque vio “que con la unión siempre se puede ayudar al prójimo”.

“Cuando le entregamos la silla nos dijo que para él era como sentirse útil de nuevo, como si pudiera caminar otra vez porque aunque estaba en la silla se sentía como amarrado porque  tenía que pedir constantemente apoyo a la gente y muchos no querían hacerlo. Yo me sentí muy feliz de apoyarlo tanto que ya hasta quiero crear una asociación para que todos en Tonalá nos unamos y compartamos lo mucho o poco que tenemos con los que lo necesitan”, enfatizó.

El tonalteco Omar de Jesús, insistió en que “la gente debe tomar conciencia” y apoyar en la medida de sus posibilidades, porque son tiempos en los que “hay que demostrar que entre todos es posible salir adelante”.

“Yo vivo al día, no me es fácil estar apoyando pero no me quiero quedar estancado y creo que aportando de a poquito se puede ayudar a los demás. Hay gente que tiene mucho dinero y no da nada, a ellos les digo que hay que ser mejores personas, no hay que esperar que nos devuelvan los favores, hay que hacerlo solo porque ayudar te llena el alma, te hace más feliz”, concluyó.