in

Sin garantías para el regreso a clases de educación especial

La diversidad sociocultural de Chiapas se suma a los muchos factores que no permiten brindar educación de calidad a las poblaciones más vulnerables y de atención especial.

Tuxtla Gutiérrez.- El retorno a clases “hibrido” anunciado por la Secretaría de Educación Pública (SEP), continúa sacando a la luz una serie de deficiencias en el sistema educativo. Una muestra de ello, es la preocupación por parte de personal docente de Educación Especial.

“Las clases en línea al parecer -es triste decirlo-, solo se pensaron para la mayoría. Pero se están olvidando de nuestros niños especiales”, comentó Yessica “N”,  docente de nivel básico especial.

La diversidad sociocultural de Chiapas se suma a los muchos factores que no permiten brindar educación de calidad a las poblaciones más vulnerables y que demandan una atención especial.

“Lo que pasa es que como nosotros estamos en una zona en donde la mayoría de los padres son de escasos económicos. No tiene para poder comprar un celular, una computadora, menos poder contratar un servicio de internet”, reveló la docente.

El poder brindar atención eficaz y de calidad a este sector es un reto constante para las maestras y maestros al frente de grupos de niñas y niños con necesidades especiales, “nosotros como centro de trabajo nos estamos adaptando a las condiciones de los papás, realmente son muy pocos los que cuentan con una alternativa como un teléfono celular”.

Las pocas herramientas tecnológicas con las que cuentan algunos padres de familia, que a decir de la docente son los menos, les permitirán en lo posible trabajar de manera limitada con el alumnado.

“En mi salón de clases solo 3 de 15 padre de familia cuentan con un celular. Lo que haremos es enviar en WhatsApp las actividades semanales para realizarlas en sus cuadernos. A los demás se les enviará por mensaje de texto o llamadas muy concretas. Lo que son las actividades de terapia de lenguaje, física y psicológica son más específicas y personalizadas a cada niño. Para que demos el seguimiento a cada uno los estaremos monitoreando día a día”, detalló.

Finalmente la docente asegura que es una situación complicada debido a que las y los niños en situación vulnerable y especial, sin lugar a dudas necesitan ser atendidos mediante clases presenciales. Además, las maestras y maestros de nivel básico especial, han reiterado a los padres de familia que estarán disponibles para su atención en todo momento.