in

Leche materna reduce riesgo de sobrepeso y obesidad infantil

Del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, busca fomentar la práctica y mejorar la salud de los infantes en todo el mundo.

Tuxtla Gutiérrez.- La leche materna además de aportar todos los nutrientes que un lactante requiere en los primeros seis meses de vida, también reduce el riesgo de sobrepeso y obesidad en la infancia y la adolescencia, dijo el médico pediatra, Julio Andrés Salazar Farías.

“La leche materna te previene de muchas enfermedades como las infectocontagiosas, y aquellos que no lo reciben se quedan sin anticuerpos porque no hay ningún sustituto que te de ese plus, pero lo que más preocupa es que las leches sustitutas manejan azucares que no son adecuadas y pueden influir en el desarrollo de problemas metabólicos en el futuro”, indicó.

El especialista recordó que del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que busca fomentar la práctica y mejorar la salud de los infantes en todo el mundo.

“Esta semana es para insistir que siempre es mejor dar seno materno, porque no hay ninguna leche que se pueda equiparar, aunque las actuales han revolucionado mucho no tiene esos beneficios que nos da la leche materna que contiene vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos, y además proporciona al lactante factores de crecimiento y anticuerpos”.

Sin embargo, el médico pediatra también hizo un llamado a las familias de las mujeres lactantes a apoyarlas durante esta etapa, pues “el cansancio, la desesperación por no generar leche en los primeros días, los desvelos y los cambios hormonales son factores que afectan a las madres”, por lo que insistió en hacer conciencia como sociedad para crear acciones a favor de la lactancia materna.

Salazar Farías recordó que la recomendación de las organizaciones de salud  a nivel mundial es proveer a los infantes de leche materna al menos seis meses, pero lo ideal es de un año, o hasta más.

“Los primeros seis meses de leche materna son excelentes, pero lo que yo recomiendo es un año, si conseguimos más tiempo es una maravilla”, recalcó.

Por otra parte, el especialista recomendó a las madres lactantes crear sus propios bancos de leche,  pues en refrigeración y empaques adecuados pueden tardar por varias horas, mientras que en el congelador puede durar de seis meses hasta un año.