in

Colegio de Pediátras asegura que no hay vacunas elementales en Chiapas

Alertó por el riesgo latente de que en el estado exista sarampión, pues en estados como Tabasco y Campeche ya existen casos

Samuel Revueltas

En Chiapas no hay vacunas elementales que necesitan los infantes y esto significa un riesgo grave para la salud, alertó el médico Issel Gutiérrez, presidente del Colegio de Pediatría del Estado.

“Hoy por hoy no hay vacunas en el estado de Chiapas y si no que lo digan los trabajadores de la salud y el pueblo de Chiapas, no hay las vacunas elementales, Chiapas está en riesgo de tener sarampión”, alertó.

Indicó que en los estados colindantes ya existen casos de sarampión y, al no haber vacunas, se corre el riesgo de alto contagio, al tiempo que recordó que no sólo se debe priorizar la atención del COVID-19.

“Tabasco y Campeche ya tienen sarampión y ¿quién está dando esa atención?, no es nada más repartir kits de salud, necesitamos a todos los compañeros ahí en la línea de tiro y el doctor Yuca estaba en la línea de tiro y lo sacan”, lamentó.

El pediátra habló sobre la detención del médico Gerardo Vicente Grajales Yuca, calificó como injusta la acción y agregó que hoy más que nunca se necesitan especialistas que atiendan a las personas, en lugar de encarcelarlos.

“Un médico no tiene por qué pisar la cárcel, un médico no está preparado para matar, está preparado para ayudar, muchos del personal de salud salieron a prepararse fuera del estado o quizá el extranjero y regresaron a Chiapas para dar lo mejor de la medicina”, expresó.

Aunado a la dotación de vacunas, que calificó como una necesidad urgente, pidió la dotación de insumos y equipo médico en todos los hospitales de la entidad, y recordó la palabra empeñada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, de que existen los recursos para equipamiento.

Finalmente, Issel Gutiérrez dijo que el personal de salud no merece sufrir agresiones y solicitó se haga justicia en el caso de la médico del ISSSTE que fue violentada en su centro de trabajo hace 17 días enfrente de la Guardia Nacional, en cuyo caso, aseguró, no pasó nada.