in

Viuda acusa que en accidente de Zoé Robledo se ocultan evidencias

Viuda acusa que en accidente de Zoé Robledo se ocultan evidencias

Sepultan en Suchiapa al profesor Champo Teco

Gabriela Coutiño

Con gritos de “justicia” y “no a la impunidad”, familiares y amigos sepultaron este lunes en el municipio de Suchiapa al profesor Mariano Champo Teco, fallecido el domingo en un accidente automovilístico que involucró al director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto.

La viuda Marisol Gallegos Diaz, madre de una niña de 10 años y un menor de 4 años, exigió “justicia por mi esposo porque no se vale que me lo arrebataran así; pido justicia por mis hijos porque me los dejaron solos sin su padre. La responsabilidad se la están dejando a mi esposo, entonces no se vale”.

Aseguró que Champo Teco era cuidadoso y responsable cuando manejaba, y sostuvo que “la camioneta embistió en la parte de atrás” su unidad Chevrolett Beat, pero “el personal del señor Zoe, le están dando la vuelta a todo”, incluso, “se borró información y videos ; pido todo el peso de la ley así sea funcionario, porque quedé sola, él llevaba el sustento a la casa”.

“Tenemos informes que el señor Zoé por ser una importante ha borrado información, ha mandado hacer tantas cosas, se puede salvar de este mundo, pero de Dios no”.

Gallegos Diaz aseguró que Zoé Robledo fue llevado en un principio a un hospital privado, versión que el Instituto Mexicano del Seguro Social desmintió al dar a conocer el parte médico donde Robledo Aburto y su colaborador Javier López fueron atendidos en la Unidad Médica Familiar (UMF) No. 13 de Tuxtla Gutiérrez.

Asimismo, el IMSS difundió un video donde ambos pacientes fueron recibidos, aproximadamente a las 20:00 horas en el servicio de Atención Médica Continua de la UMF No. 13, donde fueron valorados por los doctores Liliana Morales Vázquez e Iván Robles Pascacio, “residentes de primer año”.

Al director general, indicó Enrique Leobardo Ureña, titular de la oficina de la representación del IMSS en Chiapas, “se le realizó radiografía anteroposterior y oblicua del antebrazo derecho y rayos x anteroposterior y laterales de columna cervical; mientras que a Javier López se le tomaron radiografías de tórax y mano, así como ultrasonografía abdominal”.

Una vez que fueron valorados y diagnosticados por el traumatólogo de base, doctor Santiago Figueroa, a Robledo Aburto se le inmovilizó la extremidad derecha con la aplicación de yeso y fue egresado para seguimiento domiciliario.

Aunque a Javier López se le indicó hospitalización para observación “por fractura costal” y del dedo de la mano, además de ultrasonografía para descartar o confirmar lesión abdominal por traumatismo cerrado.

El IMSS detalló, incluso, quienes proporcionaron la atención médica emergente adscritos en UMF No. 13: el director de esa unidad médica Francisco Ricardo Escobar Díaz; Ángel Santiz Morales, enfermero; Myrna García Torija, técnica en atención y orientación al derechohabiente.

Estuvieron también la médico de base Pamela del Carmen Álvarez López ;Iván Robles Pascacio, médico residente R1; Liliana Morales Velázquez, médico residente R1, y la técnica radióloga Verónica Aguilar Alegría.