in

Chiapas entre los estados que más se afectará por la canícula

Tuxtla Gutiérrez. Según la Comisión Nacional del Agua (Conagua) la canícula –periodo con temperaturas de hasta 40 grados en ciertos estados– se presentará entre el 15 y 20 de julio y terminará aproximadamente a mediados de agosto, dependiendo de la región, y es que dicho fenómeno tiene una duración promedio de 40 días.

La canícula, también conocida como sequía intraestival o veranillo se refiere al periodo que, en promedio, sucede a mitad del verano,  caracterizado por una disminución de precipitación en regiones del centro-sur de México y, en algunas ocasiones, en regiones muy específicas de norte del país.

Para este 2020, la Conagua estima que podría presentarse con mayor acentuación en regiones como Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán, así como algunas zonas de Coahuila y Nuevo León.

El pronóstico de temperatura máxima para el mes de julio es de 35 a 40 grados en el noroeste, y de 30 a 35 grados al sur del país, Golfo de México y Península de Yucatán, en tanto que en agosto, el promedio de temperatura mensual podría estar por arriba de los 35 grados en el noreste de la República Mexicana.

El incremento de la temperatura ocasiona desde deshidratación, sed intensa, cansancio, dolor de cabeza, debilidad, mareos y vómito hasta aumento en frecuencia cardiáca y muerte en las células de la piel, por lo que se recomienda hidratarse constantemente, evitar la exposición al sol por largos periodos, usar protector solar y el uso de ropa ligera.

Durante este periodo, es importante extremar precauciones sobre el consumo de alimentos, de hecho la preservación de los alimentos se vuelve un tema complicado en el periodo de la canícula, ya que el periodo de descomposición se acelera en comparación con días notan calurosos, razón por la cual las personas deben abstenerse de comer en la calle, preparar sólo las porciones a consumir al momento y mantener carnes, embutidos y lácteos en refrigeración en todo momento.

Asimismo se recomienda evitar el consumo de mariscos durante la canícula, o bien, poner especial atención en la preservación del alimento durante su preparación.

En lo que refiere a las casas es importante mantenerla fresca, controlando la temperatura regularmente. Idealmente, se debe mantener por debajo de 32 ° C durante el día y 24 ° C por la noche.

Es importante colgar cortinas en ventanas soleadas, abrir ventanas por la noche y temprano en la mañana, y colgar toallas húmedas para enfriar el aire de la habitación. Esto puede ayudar a reducir la temperatura en el interior.