José Moreno

Comitán de Domínguez, Chis; 11 de junio.- Médicos y enfermeras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que trabajan en las Unidades Médicas Rurales la región Fronteriza de Chiapas, demandaron a su director Zóe Robledo, les entregue insumos y equipo para poder enfrentar la pandemia de Covid-19 y exigieron la presencia de la Guardia Nacional en la Clínica de Guadalupe Tepeyac, donde indígenas tojolabales detuvieron, golpearon y amarraron a su director.

Los trabajadores de la salud protestaron en sus oficinas ubicadas en el fraccionamiento Las Flores, de Comitán de Domínguez, donde colocaron pancartas, para pedir que sean escuchados por Zoé Robledo, con el fin de que puedan trabajar en condiciones de seguridad y poder hacer frente a la pandemia.

A la manifestación se sumaron trabajadores de la Clínica Rural del IMSS de Guadalupe Tepeyac, que el miércoles fueron agredidos por indígenas tojolabales, por el fallecimiento de un anciano aparentemente por Covid-19.

Los 90 trabajadores que laboran en el nosocomio y que atienden a unos siete municipios y comunidades de Guatemala, asentadas en la frontera con México, demandaron la presencia de la Guardia Nacional en las instalaciones para poder regresar a trabajar.

“Exigimos la presencia de la Guardia Nacional a nuestro Hospital”, pidieron los médicos, enfermeras y personal administrativo, de base y de confianza que labora en el nosocomio de Guadalupe Tepeyac y además exigieron que se establezca una mesa de negociaciones para poder dialogar con directivos del IMSS para plantear sus peticiones.

A su vez, funcionarios del IMSS dieron a conocer que después de haber sido golpeado el director de la Clínica, Miguel Ángel Palacios Castro, se cerraron las instalaciones y cuatro enfermos, entre ellos un sospecho de Covid-19, fueron trasladados hacia el Hospital de Las Margaritas, a 90 kilómetros de distancia, para ser internados en un nosocomio de la Secretaría de Salud.

Los pacientes son un recién nacido, un bebé prematuro, una mujer embarazada, una mujer en trabajo de parto, que fue atendida en el trayecto de Guadalupe Tepeyac, a la cabecera municipal de Las Margaritas y el cuarto se trata de un paciente sospecho de Covid-19, que ya se encuentra “aislado en su domicilio en Las Margaritas, en espera de ser ingresado a la clínica Covid de Comitán de Domínguez”.

Los funcionarios del IMSS dieron a conocer que los 90 trabajadores podrán regresar a la Clínica, en cuento avancen las negociaciones con los habitantes de Guadalupe Tepeyac.

El Hospital Rural de Guadalupe Tepeyac, atiende a cientos de comunidades de

Altamirano, Ocosingo, Las Margaritas, La Independencia, La Trinitaria, Comitán, Maravilla Tenejapa y algunas comunidades de Guatemala, fronterizas con México.

Mientras tanto, en Villa de las Rosas, el exalcalde José Domingo José Domingo Meneses Velasco, se deslindó de los hechos violentos que ocurrieron esta madrugada, donde grupos de habitantes destruyeron la alcaldía y quemaron la clínica de la Secretaría de Salud, una ambulancia y un domicilio particular, después del fallecimiento de un enfermo de Covid-19.

“Los verdaderos morenistas luchamos contra la corrupción, la injustica y por la transformación de nuestro México. Nunca incitaremos a nadie a la destrucción de los bienes de nuestro municipio”, dijo el exalcalde que es militante del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

More

Deja un comentario