Al menos 800 comunidades marginadas de Chiapas padecen limitaciones para “estudiar a distancia”; no tienen luz, internet o tv abierta.

Tuxtla Gutiérrez. Mientras algunos maestros serán festejados por sus alumnos a distancia, a través de plataformas, aplicaciones y redes sociales, hay un sector que no podrá recibir una felicitación de sus alumnos, pues estos viven en comunidades rurales y no tienen acceso a internet.

Según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), en Chiapas solo el 30% de las familias cuenta con internet, además el 80 por ciento de las 18 mil escuelas públicas del nivel básico en la entidad se ubican en comunidades rurales e indígenas que, además, laboran con grupos multigrados.

La pandemia por Covid- 19 cambió drásticamente la dinámica educativa de México, de un día para otro los maestros tuvieron que aprender a organizar videollamadas, enviar por WhatsApp las tareas, usar aplicaciones como Zoom y guiar a los padres de familia, pues estos se convirtieron en docentes.

La situación durante la contingencia es complicada para todos los maestros, pero para los que trabajan en algunas de las 805 comunidades de Chiapas en donde no llega el servicio de luz o en aquellas donde no hay acceso a internet, televisión abierta o los padres están más preocupados por conseguir el sustento económico de sus familias que en la educación de sus hijos, el panorama es aún más complejo.

Alberto Ruiz, es un maestro de Kinder de la comunidad Zequentic, ubicada en el municipio de Zinacantán, en donde estudian 90 niños, divididos en tres grupos, de los cuales dos son terceros y un multigrado de primero y segundo.

Desde mediados de marzo, Alberto junto a los demás profesores le enviaron a la directora del Jardín de Niños el plan de actividades para que ella se los hiciera llegar a los padres y estos los pusieran en práctica con los niños.

“Reevaluamos el plan de trabajo y lo adecuamos para que los niños lo hicieran en su casa. Como son pequeños mandamos las actividades por semanas con los objetivos que se buscan y las alternativas que pueden emplear los padres porque sabemos que es difícil enseñar y se necesitan estrategias”, dijo.

El profesor señala que la contingencia vino a destapar más la vulnerabilidad de los alumnos en escuelas alejadas, pues asevera que “los jardines de niños ubicados en las cabeceras municipales hasta están realizando clases en línea”.

Al recordarle que este viernes 15 de mayo se celebra en México el Día del Maestro, el profesor señaló que al menos para aquellos que dan clases en escuelas rurales e indígenas será un día de reflexión, más que de festejo.

8 / 100 Puntuación SEO
Anuncios

Deja un comentario