Gabriela Coutiño

Ocozocoautla de Espinoza, Chis. 12 Abril.- En Ocozocoautla, un pueblo de la región valles – zoque de Chiapas, ubicado a 35 kilómetros de la capital Tuxtla Gutierrez, sus habitantes llevan sin dormir cuatro días ante la creencia de que por sus calles deambula un hombre lobo, y que lo han visto.

En los barrios de la periferia, la histeria se ha apoderado de todos los habitantes, y muchos se han olvidado de la pandemia del Covid 19, y señalan tenerle mas miedo al hombre lobo que parece en los techos de teja de las casas.

Los vecinos se declaran conscientes de los peligros del Coronavirus, comentan que como toda pandemia, esta tiene que llegar a su pueblo. Pero lo que verdaderamente les preocupa es la aparición del supuesto hombre lobo que afirman se paseaba por el poblado.

Con palos, machetes y rifles los hombres y hasta la policia municipal han salido por las noches a intentar buscarlo y cazarlo para que regrese la tranquilidad al pueblo. Los testimonios de los lugareños, son variados, unos afirman que lo han visto, y otros que han escuchado los aullidos, pero todos creen en el hombre lobo.

Don Victor Trujillo y su esposa Consuelo sostienen que vieron al hombre lobo. La mujer narra que el pasado viernes después de un aguacero por la noche salió al baño y vio un animal, “un marrano grandísimo que llevaba una sábana, y pasó rapidísimo gateando, después se escuchó su aullido, lo que asustó a la gente y muchos salieran a la calle”, unos aterrados y otros decididos a buscarlo.

Manuel Pimentel, abogado habitante del lugar, dijo que el rumor sobre el hombre lobo se originó en la comunidad de Ocuilapa desde hace dos semanas, y de allí se extendió a la cabecera municipal donde la histeria se apodera de la gente al entrar la noche.

Mientras que en Chiapas los casos de Coronavirus han pasado de ser importados, a comunitarios al extenderse en los municipios mas alejados de las zonas urbanas, y los decesos suman tres; los habitantes de Ocozocoautla, conocidos como el gentilicio de “coitecos”, llevan su vida normal, la plaza central típica de un lugar de provincia, los niños juegan sin restricciones, las parejas y las personas mayores pasean.

Los comercios permanecen abiertos, las taquerias y panaderías del lugar famosas regionalmente siguen abiertas, como si no existiera la emergencia sanitaria. Solo la iglesia de San Juan Bautista permanece cerrada a los fieles, el sacerdote de la localidad ofrece la liturgia por internet

En Ocozocoautla, le temen al hombre lobo y no al Coronavirus img 9163

al hombre lobo que afirman aulla, en los techos de las viviendas de teja, y se escucha en todos los rincones del poblado, los perros lo siguen cuentan los pobladores de las colonias mas pobres de esta localidad de 60 mil habitantes.

Fue hasta el sábado que el ayuntamiento de la localidad hizo un llamado a la población a no caer en psicosis y crear tendencias en las redes sociales que provocan pánico. Pidió para que en estos momentos difíciles que vivimos por la pandemia del Covid 19, mantener la calma y no dejarse llevar por falsas publicaciones.

Anuncios

Deja un comentario