Locatarios molestos y ciudadanía irresponsable, se arremolinaron en el mercado de mariscos de Tuxtla

Pese a la contingencia sanitaria por el Covid-19, el Mercado del Norte, especializada en venta de mariscos, lució abarrotado en el Viernes Santo.

La fila de personas que llegó a surtirse, se extendió hasta la acera del centro de abasto.

Luego de algunas horas de haber lucido al tope, arribó personal del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez para repartir gacetas sobre el virus y aplicar medidas de sana distancia.

Las gacetas, sin embargo, fueron usadas para la protección del sol que caía a plomo con temperatura mayores a los 35 grados.

“Por cuestiones de tradición y religión, en esta temporada es donde más se consumen mariscos, por eso esta abarrotado todo esto”, explicó el director de Protección Contra Riesgos Sanitarios, Alfredo Ruiz Coutiño.

Aclaró que desde las 7 de mañana se comenzaron a dar las indicaciones y controlar el acceso al inmueble para que no existieran aglomeraciones y así “prevenir que exista demasiado contacto entre la población y que mantengan la sana distancia”.

Además, que las entradas principales al mercado tenían a funcionarios públicos a modo de filtros, quienes daban gel anti-bacterial para ciudadanos que asistieron a comprar los víveres, exhortando a que solo entrara un miembro de la familia a realizar las compras.

En el caso de los compradores, pocos fueron los que optaron por usar cubre bocas; mientras que a la mayoría de los locatarios sí se les vio con este utensilio sanitario que era brindado por las autoridades.

El funcionario aclaró que concientizar a la ciudadanía es un proceso difícil, la cual no está muy conforme con esta situación.

“Tardamos entre cinco y diez minutos de espera en lo que la persona llega y entra”, reiteró el director de Sanidad, quien ya dentro del mercado de mariscos, solicitaba a la población en su altavoz a que no se aglomeraran en un solo local.

Por otra parte, las y los locatarios también se mostraron en desacuerdo con las medidas tomadas.

“Hoy era nuestro día de venta, pero de que nos están acordonando, las ventas están bajando, no somos el único mercado, y no todos están tomando estas medidas”, reclamó Luz María Pacheco Gómez, locataria de la marisquería Pepes.

Le cayó la autoridad al Mercado del Norte, por aglomeraciones en la contingencia thumbnail p31380

Anuncios

Deja un comentario