in

Mujeres de Chiapas protestan en las principales ciudades para exigir alto a la violencia de género

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 8 Mar.- Cientos de miles de mujeres vestidas de morado, verde, negro y blanco salieron a las calles este domingo en las principales ciudades de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, Tapachula y San Cristóbal de las Casas, en el marco del Día Internacional de la Mujer, en una manifestación inédita para exigir un alto a la violencia de género y los feminicidios que azotan el país.

Jóvenes, madres, niñas, ancianas y familiares de víctimas de feminicidio colmaron la avenida central de Tuxtla Gutiérrez, y gritaron a una sola voz “¡Ni una más, ni una asesinada más, Ya basta!”.

Al frente de los contingentes iban madres de víctimas de feminicidios y de violencia de género con una enorme manta con los nombres de jóvenes como Karla Yesenia Gómez Velasco, Maricarmen Escobar López y Yuri Lisset Méndez Trejo, cuyos feminicidas fueron liberados por los jueces o se encuentran prófugos.

La multitudinaria marcha, nunca antes vista en la ciudad con temas referentes a las mujeres, madres y familiares de las asesinadas llevaban en lo alto cruces rosadas que evidenciaban la ausencia de las muertas por violencia.

Una manta con el mapa del estado de Chiapas, señalaba los nombres y describían los lugares donde han sido asesinadas por lo menos una mujer. La entidad tiene desde 2016 alerta de género en siete municipios.

“¡Mujer, escucha, esta es tu lucha!”, “Señor, señora, no sea indiferente, se mata a mujeres en la cara de la gente”, “¡Alerta, alerta, no están matando!, coreaban mientras otras organizaban cantos.

Las manifestantes portaban camisetas y pañuelos verdes, símbolo de los reclamos por el aborto libre; o de color violeta, que simboliza la batalla contra los feminicidios en una entidad donde el principal delito que se comete, de acuerdo a la Fiscalía del estado, es la violencia intrafamiliar.

La gran marcha del 8 de marzo es el preludio a la jornada del lunes de #UndíaSinNosotras, que promueve un paro generalizado tanto en el sector privado como público para mostrar el alcance del trabajo de las mujeres y para que sea justamente compensando.

Esta manifestación ha tenido el apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Desde este domingo cientos de miles de mujeres indígenas campesinas de 11 regiones, donde los zapatistas mantienen caracoles se empezaron a concentrar para que desde la madrugada se solidaricen con el movimiento Un dia sin Mujeres.