Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 1 Mar.- Comandantas y Coordinadoras Mujeres del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), informaron que se unirán a las protestas el domingo 8 de marzo y el 9, cuando se realizará el paro “El nueve Ninguna se Mueve” que fuera convocado por la colectiva Brujas del Mar, para exigir que se frene la violencia contra la mujer y los feminicidios.

El 8 de marzo, “miles de mujeres zapatistas nos reuniremos en nuestros caracoles y hablaremos de los dolores y las rabias que escuchamos en los dos encuentros de mujeres que hemos tenido, pero también hablaremos de luchas, de las nuestras y de las de ustedes, compañeras y hermanas que nos leen, y llevaremos una señal de color negro en nuestras ropas”, señalaron en un comunicado.

El 9 de marzo, las mujeres que tienen cargo, sea de autoridad autónoma, sea de mando organizativo o de mando militar o de comisiones de educación, salud, tercias y de todos los trabajos que hacemos como mujeres zapatistas, pues “nomás no no se presentaran a sus trabajos”.

Ese 9 de marzo, señalaron que no se irán a sus pueblos, sino que quedaran para que en la madrugada de ese día, enciendan miles de luces en los Caracoles y en los pueblos zapatistas “la luz de las mujeres brillará”.

“Ese será nuestro modo de decirles que apoyamos esa idea del 9 de marzo sin mujeres, como una iniciativa más de las mujeres que luchan por la vida. Y como las mujeres indígenas somos mayoría en la autonomía zapatista, pues ese día se va a parar la autonomía zapatista”.

Las mujeres zapatistas saludaron la iniciativa porque “la miramos como algo valioso, bueno, noble, honesto y legítimo. Y la apoyaremos según nuestros modos. Porque cualquier mujer, sea una, o unas cuantas, o muchas, que luchen por la vida, deben saber que no están solas. Porque nuestro pensamiento es que, si las ausentes, las asesinadas, las desaparecidas y las encarceladas deben saber que no están solas, pues con mayor razón las vivas que luchan”.

Aseguraron que “la lucha por la vida es esencial a toda la humanidad, y no necesita el permiso de nadie porque lo traemos en la sangre. Y si alguien piensa que la lucha por la vida de las mujeres es golpista o de derecha o gobiernista o izquierdista o antigubernamental o es de un color, pensamiento o religión, pues entonces es que defiende la muerte”.

Por lo que hicieron un llamado a las hermanas y compañeras del Congreso Nacional Indígena y del Concejo Indígena de Gobierno, de la Sexta Nacional e Internacional, y de las Redes en Resistencia y Rebeldía, a que analicen y discutan si está bien o mal esa propuesta de las brujas o si hay otras, está bien, “que le entren y sin pedir permiso”.

Nosotras, manifestaron las mujeres del EZLN, “no le estamos pidiendo permiso a los mandos y autoridades, ni a padres, hijos, novios, maridos o amantes, sino que lo vamos a hacer porque no de balde nos alzamos en armas desde el primero de enero de 1994”.

Anuncios

Deja un comentario