La diputada Olga Luz Espinosa reveló carta donde el presidente se disculpa, pero califica su escrito de general y sin perspectiva de género

 

Óscar Gurría, presidente municipal de Tapachula, ejerció un brutal acto de violencia al desalojar con sus policías una manifestación de habitantes de Pavencul que pedía seguridad y obra pública, en ella reprimió a periodistas y activistas. Hoy, a una semana, se disculpó.

En el pleno del Congreso del Estado, la diputada Olga Luz Espinosa promovió un punto de acuerdo para condenar los hechos, principalmente contra la activista Cinthya Alvarado Enríquez y los periodistas Julio Navarro, Alejandro Gómez y Damián Sánchez Adrián.

El punto de acuerdo está orientado para que las autoridades competentes garanticen las condiciones de seguridad y prevención de las y los periodistas y realicen las diligencias necesarias para la sanción de estos hechos y castigo a las y los responsables.

Un contundente mensaje para garantizar la libre expresión, fue dado por la diputada en el pleno, al tiempo que reveló una carta enviada por el presidente Óscar Gurría al Congreso, que fue calificado por ella como general y sin perspectiva de género.

En ella, Óscar Gurría se justificó que fueron los manifestantes de Pavencul que no respetaron acuerdos, adelantando una reunión y amagando con cierre de vialidades.

En la misiva se disculpa, pero además pide que se investiguen los hechos para dar con los responsables de las agresiones.

“Como representante político de Tapachula, pido una disculpa a los ciudadanos y periodistas que hayan padecido algún exceso policiaco. Reitero mi compromiso con la legalidad. Por ello he dado instrucciones a la Comisión de Honor y Justicia de la Secretaría de Seguridad Pública para que con todo el material probatorio con que se cuente, inicien las investigaciones para deslindar responsabilidades administrativa, laboral y penal para aquellos elementos policiacos que hayan inobservado el protocolo de uso de la fuerza policiaca”, señala.

En el desalojo de manifestantes, la policía de Óscar Gurría arrasó en contra de mujeres y hombres, periodistas y activistas; posterior a ello, la presidencia municipal, lugar de los hechos, fue citiada por la Guardia Nacional.

Deja un comentario