En Chiapas, Amador Rodríguez Lozano sigue siendo presidente del Consejo Directivo del Instituto de Administración Pública (IAP) y en Baja California, el recién nombrado gobernador Jaime Bonilla lo nombró secretario de Gobierno y ya está en funciones.

Amador Rodríguez fue colocado por Manuel Velasco Coello, entonces gobernador de Chiapas, como presidente del IAP el 9 de julio de 2018; en tanto que como secretario de Gobierno lleva tres días.

El IAP es la Escuela de Administración y Gobierno que, de acuerdo con su página, ayuda al fortalecimiento de la gestión pública de los tres órdenes de gobierno, así como con la realización de investigación, consultoría y difusión del desarrollo de las ciencias administrativas, en beneficio de la sociedad.

Si bien es cierto no depende del Gobierno del Estado, cuenta con convenios de valía con Ayuntamientos que, bien es sabido, deslizan una cuota para su supervivencia, por medio del Programa de Desarrollo Institucional y Municipal.

En redes sociales en Chiapas, esta duplicidad de funciones ha desatado severas críticas para quien fuera uno de los principales operadores políticos de Juan Sabines Guerrero.

Ahora Amador Rodríguez ingresa a un gobierno también polémico, señalado por la corrupción al haber alterado la constitución de Baja California para que su gobierno se extienda de dos a cinco años, por medio de la manipulación, soborno y amenazas a diputados que se encargaron de alterar la ley.

Anuncios

Deja un comentario