El tesorero es ingeniero en computación, el secretario de Economía es ingeniero en electrónica, el de Planeación es abogado, el de Comunicación no concluyó la licenciatura en derecho.

Tapachula, municipio donde los problemas sociales son una constante derivado de las acciones implementadas por las y los funcionarios del Ayuntamiento que encabeza Óscar Gurría, cuenta en su estructura con servidores públicos cuyo perfil profesional no está acorde a su encomienda.

Destacan por la importancia del puesto el tesorero Ernesto Navarro D´Amiano, quien es ingeniero en computación; Alberto Pineda Tuells, es el secretario de Fomento Económico y Desarrollo Empresarial y es ingeniero en electrónica y computaciones.

De acuerdo con el portal de transparencia del Ayuntamiento, el secretario de Planeación, Pedro Alberto Mérida De León, es licenciado en derecho; Sheyla Orita Ocampo, directora Municipal para las Culturas y las Artes es licenciada en administración de empresas.

Es preocupante que dentro de la Secretaría de Administración prevalecen más los cargos cuyo perfil no es el idóneo, a pesar de que su titular sí lo sea pues Elmo Antonio Henríquez Cabrera es contador público, por ejemplo su directora de Adquisidores y Servicios, Mara Sthefanny Chang Fierros, es licenciada en Mercadotecnia; la jefa del Departamento de Patrimonio, Tania Sthepanie Mazariegos Muñoz, es licenciada en químico farmacobióloga.

Luis Francisco Cárdenas Ibarra, es jefe de Control y Seguimiento y su carrera es licenciado en Comercio Internacional; Luis Fernando Rodríguez Robledo, es Jefe de Departamento de Combustible y Mantenimiento Vehicular y su licenciatura es en Derecho; ambos en la Secretaría de Administración.

Otros puestos que forman parte de la estructura de Óscar Gurría que destacan son el del director de Comunicación Social, Francisco López García, que tiene carrera trunca en la licenciatura en derecho y Alejandro Ocampo Carbot, director de Comunicación Política, que es licenciado en administración de empresas.

En las elecciones los riesgos de la democracia apuntan a que cualquier persona puede votar y ser votado, por ello el presidente Óscar Gurría es médico cirujano aunque ocupe un puesto administrativo como lo es la Presidencia Municipal; sin embargo, las titularidades de la estructura deben contar con perfiles aptos para el buen desarrollo del ejercicio administrativo.

Anuncios

Deja un comentario