Por desacato al Tribunal Administrativo ya lleva dos órdenes de arresto, pero busca ampararse

El presidente municipal de Tapachula, Óscar Gurría Penagos, protege al secretario de Seguridad Pública Municipal, Pedro Enock García Palazuelos Domínguez, quien debió ser detenido por desacato al no presentarse ante el Tribunal Administrativo para aclarar el despido injustificado de dos personas.

Bajo la protección del cargo y las influencias del presidente municipal de extracción morenista, el funcionario municipal cubrió la cantidad de 10 mil pesos como trámite para ampararse pero no ha hecho efectivo el pago de salarios caídos.

Alfonso Mancilla Juan, ex subdirector jurídico y Ana Mazariegos, ex asesor jurídico, ambos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, reiteraron que tienen un juicio de hace más de tres años ante el Tribunal Administrativo, en el cual ya están en la etapa de ejecución, con sentencia que obliga a la administración al pago de sus derechos.

“Actualmente estamos ejecutando una orden de arresto en contra del secretario de seguridad pública de Tapachula por desacato, el señor Pedro Enock no está cumpliendo su derecho de defenderse a un procedimiento, está incumpliendo y está siendo omiso a la orden judicial que dice que debe reparar los daños que nos ocasionaron por un despido”, explicaron.

Mencionaron que con el afán de retrasar el procedimiento, exhibió una fianza donde no cumplió en el momento que el Juzgado Segundo se lo requiere, pero ahora que es de su conocimiento que por segunda vez se trata de ejecutar la orden de aprehensión expuso el pago.

“Esta fianza es para que no lo detengan y no se pueda ejecutar la orden de arresto, esa es la única finalidad del pago de 10 mil pesos, para no ser detenido; hasta eso no cubre la garantía que habla la ley federal, que dice que debe ser una garantía para subsanar, para cubrir el daño y perjuicio que pudiera llegar a originar si se le concede un amparo a esta persona”, destacaron.

Anuncios

Deja un comentario