Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 27 Agos.- Dos personas resultaron lesionados, un policía y un migrante, durante un operativo de desalojo en el exterior de la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, donde cientos de migrantes de Haiti y de países africanos protestan desde la semana pasada bloqueando los accesos del inmueble, demandando libre tránsito por México.

Este martes, por octava ocasión, los extranjeros bloquearon la entrada principal del Instituto Nacional de Migración para impedir como en otras ocasiones, las salidas y entradas de autobuses con migrantes indocumentados, así como el ingreso de trabajadores, señala un reporte de la policía local.

Militares y policías de la Guardia Nacional, formaron una valla humana y comenzaron a replegarlos para liberar el acceso permitiendo el ingreso de los empleados.

La trifulca comenzó, cuando un grupo de manifestantes se tiraron al suelo para impedir el paso de un autobús, los militares y policías empezaron a retirar a los migrantes a empujones, desatándose los golpes. Durante la gresca los policías también agredieron a periodistas que cubrían, reportaron integrantes de organismos no gubernamentales.

Durante el desalojo, un policía federal se desmayó por lo que fue sacado en una ambulancia. Los migrantes pidieron que en la misma unidad fuera subido su connacional que también estaba inconsciente, pero los policías no aceptaron.

Los migrantes cargaron a su connacional y corrieron para ingresarlo a un hospital particular cercano a la Estación Migratoria.

La Guardia Nacional liberó el acceso, colocó vallas metálicas y un abanico de tropas. Sin embargo, los migrantes permanecen en el lugar ya que manifiestan no tienen a donde ir.

“Ya pasó una semana de protestas y la situación no se ha resuelto, lo cual es lamentable; es una irresponsabilidad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, no atender esta situación”, afirmó la agrupación Pueblos Sin Fronteras

Los africanos y haitianos la mayoría varados desde hace seis meses en Tapachula, comenzaron a protestar el lunes de la semana pasada, luego que el Instituto Nacional de Migración le entregara a muchos de ellos “oficios de salida” para salir del país, pero por la frontera sur, cuando el deseo es llegar a Estados Unidos.

Ante el bloqueo del acceso principal que impide también permiten la salida y el ingreso del personal, proveedores, los empleados del Instituto Nacional de Migración (INM) colocaron una escalera para entrar al edificio por una barda lateral.

Los extranjeros manifiestan que llevan más de seis meses varados en la frontera sur debido al plan de contención del gobierno mexicano. Se quejan que las autoridades tampoco les resuelven los trámites de regularización que muchos han iniciado ante el Instituto Nacional de Migración y o solicitud de refugio ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

Anuncios

Deja un comentario