En junio pasado, el empleo formal en México tuvo su peor comportamiento para un mismo mes desde el 2002: se perdieron 14,244 plazas de trabajo, de acuerdo con cifras divulgadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De acuerdo con el reporte mensual los empleos de carácter eventual —con contratos laborales determinados— fueron los que reportaron la mayor caída en el sexto mes del año; en total 48,215 menos.

La pérdida total sólo fue menor porque el empleo permanente sí mostró crecimiento, en este caso de 33,971 plazas. El peor junio para el registro total de empleos hasta la fecha era junio del 2002, cuando se perdieron 49,907 plazas de trabajo.

“La debilidad económica llegó en pleno y ya se tiene una destrucción de empleo formal en el país. Mayo fue la advertencia seria, con sólo 3,983 empleos, y ya teníamos una tendencia que era muy clara a la baja y el dato de junio ya no sólo se genera poco empleo, ya se pierden plazas”, afirmó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

Dado el menor ritmo de la economía nacional, en el primer semestre del 2019 se reportó una generación de 289,301 puestos de trabajo, la menor que se haya registrado desde el 2009, cuando se crearon apenas 10,312 plazas.

Se trata también del peor inicio de sexenio para la generación de empleo desde el mandato de Vicente Fox, pues en el periodo comparable del 2001, se perdieron 18,854 empleos.

De esta manera, en el primer semestre del 2019 se tiene una generación de empleo formal 39.2% menor que en el 2018. “Es evidente que en los primeros seis meses de esta administración no se ha podido recuperar la fuerte pérdida de empleo que se registró en diciembre que fue de 378,561 empleos”, dijo De la Cruz.

También se trata del peor primer semestre del año en el número de puestos de trabajo de carácter eventual, 11,329; casi misma cifra que se reportó en el 2009; y respecto al mismo periodo del 2018 fue menor en 74,181 puestos de trabajo.

Cabe señalar que en junio del 2018 se registró un saldo negativo en el sexto mes del año; aunque la reducción fue menor en 747 empleos a la del 2019. El saldo fue de menos 13,497 plazas laborales.

“Preocupa el menor crecimiento del empleo. El aumento de empleo en junio del 2018 fue bastante malo (-13,497) y en junio del 2019, un poco peor (-14,244), escribió David Kaplan, especialista en temas laborales en su cuenta de Twitter.

El IMSS detalló que la masa de empleo formal del país creció en el sexto mes del año 2.4% a 20 millones 368,666 trabajadores afiliados en el IMSS; misma tasa que se registró en el mes de mayo, cuando ya se reportaba una generación de empleo menor a la del mismo mes del año anterior.

Los sectores de la economía que reportaron un menor registro de trabajadores en el IMSS fueron: la extractiva con menos 3.3%; el sector de la construcción con menos 2.1%; y la eléctrica que apenas alcanzó 0.8% en la creación de empleo. En tanto, seis entidades federativas se encuentran con saldo negativo en la comparación anual del empleo formal, se trata de: Guerrero (-4,6%), Chiapas (-1.1%), Oaxaca (-0.4%), Durango (-0.2%), Tabasco (-0.2%) y Morelos (0.1 por ciento).

Cabe señalar que las expectativas de empleo que realizaron al arranque del año especialistas en recursos humanos estaban por arriba en 110,699 plazas de trabajo, pues pronosticaron que para el primer semestre del año se generarían 400,000 plazas.

De la Cruz sostuvo que por ahora los factores que dañan la creación de empleo son internos, “observamos que sectores como la construcción, el comercio al por menor son los que más empleos pierden en los primeros meses del año, no tienen que ver con la parte exportadora. Me parece que la mayor afectación es una combinación de factores, hay un elemento la desaceleración económica que ya venía desde mediados del año pasado y se exacerbó por la austeridad y una debilidad en el sector externo”.

De manera adicional el IMSS informó que en junio el salario base de cotización de trabajadores reportó un incremento anual nominal de 6.6%, al llegar a un monto de 376.6 pesos.

Si bien el IMSS no muestra cifras positivas en la generación de empleo, sí en el número de personas que ha incorporado, como resultado de los programas sociales, como son el programa Jóvenes Construyendo el Futuro con 597,936 becarios; y del programa piloto de Trabajadoras del Hogar con 4,890 inscritas.

Con información de El Economista

Anuncios

Deja un comentario