Denuncia Frayba grave situación de vulneración de 28 familias desplazadas de San Andrés Duraznal

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 6 Julio.- El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) alertó sobre la “grave situación de vulneración a sus derechos humanos” en que se encuentran 132 habitantes (28 familias) del municipio de San Andrés Duraznal desplazados a causa de ataques de grupos civiles armados.

En una acción urgente, el organismo explicó que el pasado 25 de junio, a las 13 horas aproximadamente, “grupos civiles armados provenientes de la comunidad Emiliano Zapata, de Pueblo Nuevo Solistahuacán, atacaron con armas de alto poder y desplazaron forzadamente a la comunidad San Pedro Hidalgo”.

“Testimonios de mujeres refieren que ellas y sus hijos e hijas se encuentran enfermas por las precarias condiciones de alimentación y salud en desplazamiento forzado”, ante la omisión de las autoridades de los tres niveles, denunció el Frayba.

Explicó que las familias fueron desplazadas forzadamente son de la comunidad San Pedro La Grandeza, ambas pertenecientes al pueblo maya tzotzil, del ejido Jotolch’en, en el municipio de San Andrés Duraznal. El 26 de junio “los agresores quemaron casas, saquearon pertenencias y ocuparon las tierras de las comunidades San Pedro Hidalgo y San Pedro La Grandeza”, agregó.

El organismo fundado por el obispo Samuel Ruiz, manifestó que “por el riesgo a su vida, integridad y seguridad la población no ha podido retornar” y “de acuerdo con la documentación del Frayba, 132 personas aproximadamente, entre ellas 26 niñas y 38 niños, continúan en grave situación de vulneración a sus derechos humanos”.

Afirmó que “a pesar de las intervenciones ante los gobiernos estatal y federal realizadas por este Centro de Derechos Humanos, las familias no han recibido atención humanitaria”.

Por ello, urgió al Estado mexicano a “garantizar la vida, seguridad e integridad personal de las comunidades San Pedro Hidalgo y San Pedro La Grandeza que se encuentran en desplazamiento forzado, en un contexto de violencia generalizada provocada por el accionar de grupos civiles armados vinculados a la delincuencia organizada en la región Altos de Chiapas”.

Demandó “aplicar los Principios Rectores de los Desplazamientos Internos de la Organización de las Naciones Unidas y la Ley para la Prevención y Atención sobre los Desplazamientos Internos en el estado de Chiapas, para asegurar los derechos humanos de alimentación, salud y vivienda, culturalmente adecuados a población integrante de Pueblos Originarios, de las comunidades San Pedro Hidalgo y San Pedro La Grandeza. En especial ante la urgente situación de niñas y niños”.

Así mismo, “investigar, sancionar, desarmar y desarticular a los grupos civiles armados procedentes de la comunidad Emiliano Zapata, de Pueblo Nuevo Solistahuacán, responsables directos del desplazamiento forzado de las comunidades San Pedro Hidalgo y San Pedro La Grandeza, de San Andrés Duraznal”.

Anuncios