Josefa Beltrán es la madre de uno de las nueve personas secuestradas en Bochil, Chiapas, a manos de ciudadanos que exigen el pago del COPLADEM y que para ello están bloqueando calles y secuestrando servidores públicos, y quien acudió al Congreso del Estado para solicitar la intervención de las y los diputados para su liberación.

Ella es madre de César Martínez Beltrán, trabajador de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), secuestrado el 24 de junio y quien aparece en un video solicitando al Gobierno el pago de 1.9 millones de pesos.

“Pero como no ha cumplido el presidente municipal, entonces ellos como una manera de presión tomaron a unos muchachos, unos del SADER y otros de DICONSA y nos han estado entreteniendo porque fue el día 24 y nos han estado entreteniendo y no hemos visto solución”, explicó.

Indicó que los familiares de los muchachos secuestrados, que fueron sustraídos de sus oficinas mientras laboraban, están preocupados porque además saben que no están siendo alimentados.

Confió en que las autoridades harán el depósito a los representantes de las comunidades que asciende a 1.9 millones de pesos, para que dejen libres a sus familiares que dicho sea de paso, no tienen nada que ver pues ellos trabajan para dependencias federales, no municipales ni estatales.

Anuncios

Deja un comentario