A sus 98 años, orgullosa de la tradición de su Suchiapa, continúa elaborando los trajes de tigre, reinita y gigantillo

Tiene 98 años pero se siente de 50 y se le cree, doña Jesús Coello Serrano es oriunda de Suchiapa, pueblo de gran tradición que en esta semana celebra una de las costumbres con mayor arraigo de Chiapas, el Corpus Christi.

La Tía Chus, como se le conoce, lleva 70 años elaborando los trajes que dan vida al Calalá; ella junto con sus hijas, a quienes ha heredado su quehacer, llegan a elaborar hasta 50 trajes cada año de tigre, reinita y gigantillo, algunos de los personajes que dan vida a la tradición zoque.

“La misma necesidad me enseñó a elaborarlos. Mire usted, en aquel antes yo me crié con mi abuelita, era yo sola y gente humilde y la misma necesidad me hizo recorrer donde estaban las personas que lo hacían, no me enseñó nadie, por mi propia necesidad aprendí”, recuerda.

Los trajes los hace por encargo, principalmente previo al Corpus y en la festividad de Cuerpo Chiquito. Cada traje tiene un costo aproximado de 600 pesos.

´

“Este año, como ningún año”, dice gustosa la Tía Chus a propósito de que vio un incremento en la solicitud de trajes, lo que significa, asegura, que los jóvenes están interesados en preservar el Calalá; sin embargo, lanzó una recomendación:

“El Corpus es la aparición de nuestro señor Jesucristo (…) y hay muchas personas que miran la danza, miran el baile, pero para ellos no tiene importancia, para ellos no tiene contenido; por el venado fue encontrado el Señor en una colmena en el cerro, por eso la reinita da vuelta con el rey, como abejas que se alborotan porque en la colmena está nuestro Señor”, explica.

Anuncios

Deja un comentario