La diputada Janette Ovando se presentó al pleno del Congreso con su bote de plástico cuando se votó justamente que en Chiapas se elimine este agravante ambiental

A dos manos, sin reparo, votó.

Con la izquierda deslizó la tarjeta en el aparato que sirve para tomar nota de las aprobaciones y con la derecha tomaba el bote de plástico de 16 onzas de Starbucks.

Y así, la iniciativa fue aprobada por unanimidad.

Se trataba de la modificación y adición a la Ley Ambiental para el Estado de Chiapas presentada por Juan Salvador Camacho, que busca eliminar los plásticos y unicel de un solo uso, justo como el bote que sostenía en su curul la diputada Janette Ovando Reazola.

Atenta, eso sí, escuchó los posicionamientos que dieron sus compañeros justificando la medida; primero al presidente de la Comisión de Ecología y Cambio Climático, Juan Salvador Camacho y luego a la diputada Olga Luz Espinosa Morales, la perredista que defendió la propuesta del morenista.

Ambos dieron cifras de la tremenda situación climática, que si los 13 millones de toneladas de plástico que son vertidos en los océanos cada año, que si cinco billones de bolsas de plástico se utilizan cada año y un millón de botellas de plástico son compradas cada minuto…

Ella, la diputada Janette Ovando, asistía con la cabeza, mientras continuaba bebiendo de su bote de plástico.

Al término del debate legislativo, la presidenta del Congreso del Estado, Rosa Elizabeth Bonilla Higaldo, solicitó a las y los legisladores votar de acuerdo a sus consideraciones. Fue unánime.

¿Supo Janette qué votó?

Anuncios

Deja un comentario