Gabriela Coutiño

José Luis Espinosa, Vicario general de la Arquidiócesis indicó que la empresa TLA Titanium propietaria del autobús, está en disponibilidad de facilitar las cosas, y asumió con la aseguradora el compromiso de sufragar los gastos de traslados de los cuerpos.

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 30 Mayo.- El número de peregrinos muertos víctimas del accidente en la autopista Puebla – Veracruz en el tramo conocido como Cumbres de Maltrata, después de visitar la Basílica de la Virgen de Guadalupe en la Ciudad de México, aumentó a 22, mientras que seis cadáveres han sido identificados y entregados a sus familiares quienes ya los traen de regreso a Tuxtla Gutiérrez, informó el Fiscal General de Chiapas, Jorge Llaven Abarca.

El funcionario dijo que la dependencia a su cargo está en contacto permanente y colaborando con la Fiscalía de Veracruz apoyando a los familiares.

Señaló que aún faltan muchos cuerpos por identificar; “se ha dificultado un poco porque 15 cuerpos están calcinados, lo que complica el proceso de identificación, pero se están haciendo las pruebas de ADN para una identificación plena de cada uno de los cadáveres y puedan ser entregados a sus familiares”.

En conferencia de prensa, el Arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, Fabio Martínez Castilla dijo que el saldo actual del percance es de 22 muertos y 31 heridos, entre las víctimas hay dos menores y una adolescente.

Aunque no se tiene fecha ni hora precisa de la llegada de los cuerpos, el prelado informó que la Arquidiócesis llevará a cabo mañana viernes y el sábado, celebraciones religiosas en la capilla del Cristo de Copoya en memoria de las víctimas.

Añadió que la Arquidiócesis “se reúne ya con los deudos, familiares y fieles de la parroquia San Pedro y San Pablo a quienes se les acompaña en esta tragedia que nos ha golpeado hasta lo mas profundo de nuestro corazón”.

Monseñor Martínez Castilla expresó: “compartimos el corazón partido de los familiares; decirles que lo único que nos puede dar luz y paz es mirar hacia lo alto y descubrir que nadie es dueño de nuestra vida, que no podemos programar cuándo vamos a morir y que nuestra felicidad es estar en casa del padre”.

Los peregrinos dijo, “venían muy contentos y se fueron con una sonrisa en el corazón de lo que habían vivido en el Tepeyac, en San Juan de los Lagos (Jalisco) y las casas de María que habían visitado” en otros lugares.

Agregó: “Yo pensaba que muchos de ellos, en medio del dolor por el trancazo, por decirlo así, se fueron con una sonrisa, como que se fueron a dormir”.

José Luis Espinosa, Vicario general de la Arquidiócesis indicó que la empresa TLA Titanium propietaria del autobús, está en disponibilidad de facilitar las cosas, y asumió con la aseguradora el compromiso de sufragar los gastos de traslados de los cuerpos.

Anuncios

Deja un comentario