Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 30 Mayo.- Indígenas tzotziles desplazados del ejido Puebla Chenalhó, cumplieron siete días en plantón a orillas de la caseta de peaje de la autopista Tuxtla Gutiérrez – San Cristóbal de las Casas para exigir el retorno a sus comunidades de donde fueron expulsados por motivos políticos hace tres años.

Se trata de unas 400 personas, mujeres, niños, niñas y hombres que demandan justicia y condiciones para retomar a su comunidad de origen en condiciones dignas y seguras.

Diego Cadenas Gordillo, Director del Centro de Derechos Humanos Kuuntik, que acompaña a los desplazados, informó que este jueves ante la falta de solución de fondo a la situación de desplazamiento, personas desplazadas del paraje Shulvó Zinacantán, Tenango y Cintalapa Ocosingo, se sumaron al campamento provisional de difusión.

Los desplazados tzotziles y tzetzales conforman la Coordinadora de Personas desplazadas de Chiapas, cuyas demandas son la desarticulación de los grupos armados de corte paramilitar que aseguran operan en Chiapas, así como el regreso a sus localidades donde fueron despojados de sus pertenencias.

Los desplazados señalan que transcurren los años y los gobiernos no frenan las amenazas de los grupos armados a pesar que nos hemos pasado exigiendo la justicia.

Anuncios

Deja un comentario