Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 16 Mayo.- Maestros y maestras de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), desquiciaron la capital chiapaneca al bloquear las entradas y salidas de la ciudad como parte de su plan de acción de 72 horas de paro de labores en contra con la nueva reforma educativa.

Al cumplir el segundo día de paro laboral, desde las 9 de la mañana, los profesores y profesoras de la secciones 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), decidieron bloquear el punto conocido como La Pochota, una vía que comunica a Tuxtla Gutiérrez con la región centro del estado.

Los maestros impidieron el tránsito a todos los vehículos, y taparon con piedras también las vías alternas como el tramo del Club Campestre que lleva los municipios de Berriozabal y Ocozocuatla impidiendo la movilización de cientos de personas.

Bloquearon la carretera a Chicoasen y libramiento norte en la vía que comunica al municipio de San Fernando, la carretera a Villaflores y Tuxtla Gutiérrez y Chiapa de Corzo

Aunque Jorge Falconi, dirigente de la Asamblea estatal democrática de la sección 40 aseguró que la movilización se dio para boteo y volanteo brindando información a la ciudadanía sobre la demanda de abrogación de la reforma educativa, sigue teniendo la “esencia neoliberal de Peña Nieto”, los maestros impidieron agresivos el tránsito en algunos tramos.

A pesar de encontrarse al aire libre, impidieron la toma de fotografías de los bloqueos a los medios de comunicación.

El magisterio mantiene el plantón instalado el miércoles en el parque central después de la marcha de miles de docentes y el paro de labores de 72 horas que concluirá este viernes.

Falconi dijo que los maestros aglutinados en la CNTE están “abiertos al diálogo y esperamos que en esta apertura del gobierno federal con la dirigencia nacional se tome en cuenta el sentir del magisterio movilizado y sea abrogada definitivamente la reforma que es laboral y administrativa”.

Aseguró que la nueva norma, promulgada ayer, “es una reforma neoliberal, burguesa, capitalista, oligárquica; no es el mal llamada, es una reforma laboral. No es punitiva, pero nos pone al magisterio en un régimen de excepción laboral porque nos estamos en el apartado B del artículo 123 constitucional, y eso es una exclusión”.

Anuncios

Deja un comentario