Casa del Pueblo de Carranza cierra la alcaldía, oficinas de gobierno y bloquean la carretera para demandar solución a conflicto de tierras.

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 9 Mayo.- Comuneros de Venustiano Carranza, cerraron desde ayer miércoles la presidencia municipal de la localidad, oficinas de gobierno y comercios, además bloquean la carretera que comunica con la capital del estado, para demandar a las autoridades estatales intervengan en un conflicto por disputa de tierras con otro grupo.

“La Casa del Pueblo ha pedido disculpas a la población de Venustiano Carranza, a quienes transitan por la carretera por las protestas, pero es la forma de hacer oír nuestra voz para que las autoridades atiendan nuestras exigencias”, señaló la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ Casa del Pueblo).

El bloqueo carretero se encuentra en tres puntos, a la altura de la cabecera municipal y el cierre de las oficinas y comercios empezaron la tarde del miércoles.

Uno de los comuneros señaló: “Lo que estamos exigiendo es que el gobierno mande peritos para que evalúen los grandes daños que nos ocasionaron y que nos los paguen”.

Los comuneros están demandando que se cumpla un acuerdo de respeto mutuo firmado en el año 2000 entre la Casa del Pueblo y Paraíso del Grijalva. “Lo que queremos es una solución por la vía pacífica, sin llegar a enfrentamientos”, señalaron.

Todo comenzó el 27 y 28 de abril cuando habitantes del ejido Paraíso del Grijalva, municipio de Venustiano Carranza, “hicieron una brecha en el predio Calzada, robaron alambre, quemaron cinco ranchitos y tumbaron árboles porque quieren apropiarse de nuestras tierras”, explicaron los inconformes.

Dijeron que debido a que las autoridades estatales no han intervenido para solucionar el conflicto, la asamblea de la agrupación llamada Casa del Pueblo, que aglutina a miles de comuneros, decidió ayer miércoles cerrar las oficinas de gobierno y diferentes comercios ubicados en la cabecera municipal de Venustiano Carranza, además de bloquear la carretera, a la altura de ese lugar.

Luego del acuerdo tomado por la asamblea el miércoles, una comisión de comuneros acudió a la presidencia municipal, a unas diez oficinas del gobierno estatal y a diferentes comercios y bancos para pedirles que cerraran hasta nuevo aviso para presionar al gobierno a que atiende el problema.

Los inconformes comentaron que las autoridades estatales se comprometieron a darles una respuesta este viernes, por lo que mantendrán las protestas por lo menos un día más.

Anuncios