El hijo de la occisa fue reprimido tras pedir ayuda en redes ante la falta de atención médica

Luego de estar internada en el Hospital General Gilberto Gómez Maza diagnosticada con lupus, la señora Magaly Rodríguez Juárez falleció en medio de carencias médicas. El llamado de auxilio que en el lapso de internamiento hizo su hijo Carlos Alberto Ruiz Rodríguez por medio de las redes sociales tuvo consecuencias: hostigamiento de parte de autoridades, acto que fue denunciado ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).

Tras presentar su queja, en entrevista narró que el 20 de agosto ingresó su mamá con hemorragia severa de nariz, encías y vagina; el 28 de agosto la llevaron a piso y el diagnóstico fue lupus.

Lo que continuó fue un calvario, pues comenzaron a requerirle medicamentos de altos precios, como uno denominado Rituximab, cuyo costo es de 41 mil pesos; pero no es todo, pues le solicitaron ocho cajas, por lo cual acudió a trabajo social para que fuera orientado, mismos que le pidieron fuera a la Beneficiencia Pública o al DIF, pero no hubo respuesta positiva.

El recurso del joven fue recurrir a las redes sociales apoyado de la activista Marbella Arriaga Navarro, medio por el cual obtuvo ayuda pero no la necesaria. Sin embargo, esta acción le trajo consecuencias, pues levantó el enojo de las autoridades médicas quienes lo mandaron a llamar, por medio de la directora de Trabajo Social, Reyna Elizabeth García Pérez, para que dejara de hacer públicas las denuncias de falta de medicamentos.

“Me dijo que lo que estaba haciendo era un delito penado por la ley, que podía ir a la cárcel y que podía tener un llamado de atención fuerte de parte del director del hospital, en ese momento me sentí mal”, expresó.

Fue el 22 de abril cuando Magaly Rodríguez Juárez lamentablemente falleció, dejando en la orfandad a dos hijos. Ahora, su hijo busca la reparación del daño por la falta de atención médica y para ello presentó su queja ante la CEDH, con la finalidad de que el Hospital asuma las consecuencias.

Anuncios

Deja un comentario