Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis, 24 Abril.- Luego de la detención de 367 migrantes, considerada la redada más grande contra una caravana migrante desde que grupos de centroamericanos comenzaron a llegar a México desde octubre pasado, los centroamericanos prácticamente desaparecieron de los lugares públicos de Tapachula.

Los cubanos que solían hospedarse en hoteles de la ciudad, pagando entre 240 y 400 pesos, también se esfumaron tras la detención de un grupo de 87 cubanos y dominicanos que se alojaban en el centro de Tapachula.

En el municipio de Tonalá, migrantes centroamericanos que lograron huir de la policía escondiéndose en los matorrales buscaron refugio en la iglesia de San Francisco de Asis, uno de los pocos lugares donde se sintieron seguros, después de que cientos fueran detenidos en un operativo del Instituto Nacional de Migración (INM) y policías federales en el municipio de Pijijiapan.

Grupos aislados de migrantes transitan ahora por caminos de extravíos, luego de que fuera disuelta la caravana sobre la carretera; algunos con miedo, han logrado llegar a Arriaga para tomar el tren de carga que los lleve al centro del país.

En Tapachula, en las inmediaciones de la estación Migratoria Siglo XXI, cubanos y africanos se acercan temerosos para preguntar a las autoridades la posibilidad que puedan ser asegurados, se inicie el trámite que le permita obtener el oficio de salida y puedan llegar a Estados Unidos.

Foto: Raúl Vera

El cubano Laisel Gómez Cabrera llegó a México en compañía de su esposa, Analeidis Sosa Almeida, ella desde hace nueve días se encuentra internada en la estación migratoria en espera de que el Instituto Nacional de Migración defina su situación migratoria.

Afuera Laisel cuenta que por teléfono su esposa le contó y le envío fotografías de la sobrepoblación en el inmueble del INM, así como las condiciones insalubres que hay en el lugar, donde asegura que las mujeres son amontonadas en un pasillo para dormir, mientras que el baño está atascado de excremento.

Tarjetas de visitante regional

Tonatiuh Guillén López, Comisionado del INM, informó que el gobierno de México ofreció a la mayoría de los migrantes asegurados el pasado lunes en el municipio de Pijijiapan, la oportunidad de regularizar su estancia en el país; “el estado mexicano hizo el esfuerzo días previos de atención y de ofrecerles la regularización”, pero las rechazaron.

Dijo que están a la espera que el Congreso de la Unión apruebe en breve la expedición de las Tarjetas de Visitante Trabajador Fronterizo, que ya existe, actualmente solo para nacionales de Guatemala y Belice, pero que se espera las tarjetas también puedan ser emitidas para nacionales de El Salvador y Honduras.

Anuncios

Deja un comentario