Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 24 Mar.- Ayer sábado en la plaza cívica de la cabecera municipal de Chalchihuitán, en una asamblea, 33 de los 38 agentes rurales de la localidad, acordaron solicitar ante el Congreso del estado la destitución del ayuntamiento panista que encabezan la alcaldesa Margarita Díaz García y el síndico, Hermelindo García Núñez.

A la junta que fue convocada por el presidente de Bienes Comunales, Jorge Pérez Díaz, sólo cinco de los 38 agentes de igual número de comunidades no expresaron su punto de vista, entre ellos los habitantes de Tzacucún, de donde es originario el síndico.

La inconformidad de los agentes y de muchos pobladores, es la falta de atención de las autoridades municipales. La problemática se agravó la semana pasada, ya que la presidencia municipal denuncian, dejó de atenderlos.

Además, el mes pasado varias comunidades exigieron la construcción de obras de beneficio social, porque el síndico las excluyó.

Los habitantes aseguran que desde hace una semana, la presidenta municipal y su cabildo han abandonado totalmente sus funciones y las instalaciones de la alcaldía sin justificación alguna.

Por lo que en la asamblea determinaron redactar un documento para solicitar al Congreso del estado la destitución o revocación del ayuntamiento”, además de que entregarán una copia a la Secretaría General de Gobierno, firmada por los agentes rurales”.

“Lo que se busca es una solución, la estabilidad y la paz social del municipio, ya que han sido muchas las anomalías y la discriminación por parte síndico, Hermelindo García Núñez y de su gabinete”, manifestaron los inconformes.

A la asamblea asistieron Virgilio López Gómez, Juez de Paz y Conciliación Indígena, todos los regidores tradicionales, encabezados por Antonio Pérez Sánchez, primer regidor tradicional del municipio.

De acuerdo a la denuncia, la semana pasada autoridades y habitantes de 11 comunidades y los integrantes del comité de padres de familia de la Escuela Preparatoria número 1, sostuvieron un encuentro con funcionaros de la Secretaría de Gobierno, en la que el síndico dijo que aceptaría analizar el tema de las obras, siempre y cuando la reunión se llevara a acabo en el palacio de gobierno o en Chalchihuitán pero con la presencia de muchos policías.

En esa reunión refirieron, se acordó que la propuesta sería discutida en asamblea en cada una de las comunidades inconformes, que finalmente decidieron solicitar la renuncia del ayuntamiento, exigencia a la que este sábado se sumó la mayoría de parajes y comunidades.

Anuncios

Deja un comentario