A 30 años de su fundación, el Frayba reitera su compromiso de lucha por la justicia de los pueblos de Chiapas

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez,Chis. 18 Mar.- A 30 años de su fundación, el Centro de Derechos de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba), reafirmó su compromiso de caminar al lado de la lucha diaria por la justicia.

El organismo que el extinto obispo de San Cristóbal de Las Casas, Samuel Ruiz García fundó el 19 de marzo de 1989, presentará este martes su informe titulado “Frente a la violencia, la espiral de luchas y resistencias”, que contempla la situación de las garantías individuales durante el período de gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto y del exgobernador Manuel Velasco Coello.

“Este informe recoge la sistematización de la situación que enfrentan las comunidades y personas en el estado de Chiapas frente a la crisis de derechos humanos que se desborda en todo nuestro país”, indicó el organismo.

Además ofrece una perspectiva histórica del caminar del Frayba a 30 años de su fundación y el horizonte de lucha de los pueblos en Chiapas.

El Frayba que actualmente preside el Obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera López, señaló que “a 30 años de su caminar, celebra la persistente construcción de alternativas de vida, sueños y esperanzas desde los pueblos, esta otra justicia tiene el propósito de resistir contra el olvido y abonar a la verdad, justicia y no repetición de graves violaciones a derechos humanos”.

Destaca que en 30 años, “la postura de arriba es la guerra, ligada con la lógica del sistema capitalista y su concepción de desarrollo anclado en el despojo, marginación y exclusión. La crisis se manifiesta de manera cruel y cínica principalmente en la violencia contra las mujeres que son clave en los procesos de resistencia, y en contra de los pueblos originarios que defienden su territorio y su autonomía”.

Sostuvo que “a partir de la acción de grupos civiles armados de corte paramilitar se ha evidenciado la omisión del Estado mexicano en su obligación de respetar, proteger, garantizar y promover los derechos humanos, intensificándose la violencia, amenazas, estigmatización y criminalización de la población y especialmente de las defensoras y defensores de derechos humanos en una zona histórica de impunidad heredada sexenio tras sexenio”.

“Somos testigos de una historia construida por las resistencias ante la violencia que el Estado no puede silenciar. Seguiremos denunciado la represión, la tortura, los asesinatos, las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, el despojo, las violaciones a la tierra y el territorio de los pueblos originarios”, subrayó.

Por lo que el organismo invita a la sociedad nacional e internacional “a seguir siendo partícipes desde la solidaridad en la defensa de los derechos humanos y de los procesos organizados que transitan en las alternativas de vida y de sistemas más humanos”.

El Informe anual será presentado en el contexto de la celebración del 30 aniversario de su fundación este martes 19 de marzo a las 10:00 horas, en sus oficinas ubicadas en el barrio de Mexicanos, en San Cristóbal de Las Casas.

Anuncios