Médicos ofrecen consultas gratuitas como protesta a despidos de la Secretaria de Salud

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 13 Mar.- Un grupo de 91 Médicos y enfermeras despedidos de la Secretaría de Salud del Gobierno de Chiapas en protesta por su despido, improvisaron consultorios con instrumentos y medicamentos abiertos al público en la plaza central frente al Palacio de Gobierno, para exigir su reinstalación y el pago de dos meses de sueldo.

Afuera de la sede del Ejecutivo estatal, los trabajadores de la salud brindaron consultas; la gente acudió a revisión de la glucosa y la presión arterial.

Emmanuel Hernández, médico y vocero de los inconformes, declaró a la prensa que los 91 trabajadores estuvieron adscritos en la jurisdicción 1 y fueron contratados en octubre del año pasado, y dejaron de laborar al principio de este mes; se les pagaba con fondos federales del desaparecido programa Prospera.

“Prospera ha terminado, pero hay necesidad de atender a la gente que se ha quedado sin médicos ni enfermeras. Cuando nos contrataron encontramos a mujeres que no tenían pruebas de papanicolau, pacientes con padecimientos crónico – degenerativos: diabetes, hipertensión mal controlados, y niños de cinco años con desnutrición, por lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador debe invertir en salud preventiva”.

Hernández dijo que en la misma situación que ellos se encuentran médicos y enfermeras de 20 entidades federativas, por ello insistirán en la reanudación de los programas de salud que, en el caso de Chiapas, realizaban 91 médicos en municipios de la región Centro.

Ayer, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud ( SNTSA) acusó al gobierno de Chiapas de incumplir con el pago una deuda de 4 mil 800 millones de pesos, dejada por la administración de Manuel Velasco Coello ( 2012-2018) a cuya liquidación se comprometieron el actual gobierno en una minuta suscrita en diciembre pasado, informó

la dirigente, María de Jesús Espinosa de los Santos.

Espinosa de los Santos dijo que el 12 de diciembre, el sindicato firmó un acuerdo con el Secretario General de Gobierno, Ismael Brito Mazariegos y el Secretario de Salud, Manuel Cruz Castellanos, con lacual se comprometieron a resolver las demandas a más tardar en tres meses, pero el plazo se cumplió ayer. .

De acuerdo con las cifras del Sindicato, la deuda a los trabajadores asciende a 4 mil 800 millones de pesos, de éstos 4 mil corresponden al gobierno federal, el resto a la administración estatal, y derivan de compromisos no cumplidos con el Sistema de Ahorro para el Retiro, fondo de vivienda, servicios médicos del ISSSTE, que ponen en riesgo la salud de los trabajadores y de sus familiares, además de seguros de vida, bonos, regularización de prestaciones y salarios.

Anuncios