Exceso de velocidad, causa del accidente de migrantes en Chiapas

Los guatemaltecos viajaban parados, amontonados en la caja de un camión de carga

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 9 Mar.- La Fiscalía General del Estado (FGE) de Chiapas informó que el exceso de velocidad y la falta de pericia del conductor del camión en el que viajaban migrantes guatemaltecos, provocó que se saliera de la carretera y se precipitara al fondo de un barranco de aproximadamente cinco metros de profundidad, dejando 23 personas muertas y 33 heridas.

El vehículo era conducido a gran velocidad, con aproximadamente 70 migrantes a bordo, quienes iban parados en la caja; el chofer perdió el control del volante, lo que ocasionó el accidente, precisó en un comunicado la dependencia.

A dos días del percance, la Fiscalía señaló que de los 23 cadáveres, cinco han sido identificados por los deudos y se encuentran en proceso de entrega a familiares y a autoridades consulares. Se continúa con el proceso de identificación de las otras víctimas.

Además, 13 lesionados ya fueron dados de alta, cuatro se encuentran graves, tres con pronóstico médico reservado, el resto en condiciones estables.

La causa del fallecimiento de acuerdo con los dictámenes de la necropsia de ley realizados a los 23 cuerpos, se determinó que los extranjeros perdieron la vida por traumatismo craneoencefálico y fractura de vértebra cervical, indicó la Fiscalía

Todos los lesionados están a disposición del Instituto Nacional de Migración, apuntó.

Siguieron otra ruta

Los guatemaltecos, la mayoría nativos de la aldea Nicá municipio de Malacantán, Departamento de San Marcos, vecino de Chiapas, tenían la opción de cruzar por el río Suchiate, ruta natural que sigue los migrantes; pero el despliegue militar y de policías apostados en la zona desde la semana pasada para atacar la inseguridad, los llevó a transitar por el altiplano guatemalteco y entrar a México por la frontera de La Mesilla de donde fueron llevados a la región de Los Altos, utilizando caminos rurales, evadiendo retenes policiacos.

La vía donde ocurrió el accidente “es una carretera local para los municipios que allí convergen; los traficantes tratan de buscar rutas alternas para evadir los puntos de revisión que tenemos establecidos, los cuales nos han permitido solo de enero a la fecha rescatar a 521 migrantes, y se han detenido a 21 presuntos traficantes”, dijo en conferencia de prensa el Fiscal, Jorge Luis Llaven Abarca.

Cuando se enteró del accidente, Beliberto Estrada, junto con otros familiares, tomaron su tarjeta de habitantes fronterizos y emprendieron el viaje hacia Chiapas, para localizar a su sobrino; entró por el puente Talismán y tomó un autobús hasta llegar a la capital del estado.

Después de haber recorrido más de 470 kilómetros desde la aldea Nicá, ahora solo espera que el Ministerio Público le entregue el cuerpo de su sobrino Roldán Alberto López Estrada, para poder regresar a Guatemala. Mientras la familia junta quetzales que le permita costear el traslado del cadáver.

En el Servicio Médico Forense, siguen llegando familiares de los guatemaltecos accidentados. Hasta ahora, solo cinco de los 23 migrantes han sido reconocidos, pero no les han sido entregados. Los trámites burocráticos pueden prolongarse por dos días más. Las familias, todos de escasos recursos económicos enfrentan aprietos para poder costear el traslado y su estancia en Chiapas, por lo que duermen a la intemperie.

Anuncios