Detienen a 9 profesores de telebachillerato tras desalojo policiaco

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 12 Feb.- Policías antimotines detuvieron a nueve maestros cuando protestaban contra la Reforma Educativa y demandaban el pago de sus sueldos adeudados por el gobierno de Manuel Velasco Coello (2012-2018), pero que el actual gobernador de Morena, Rutilio Escandón Cadenas, se comprometió a pagar, informó la Asamblea Estatal Democrática (AED) de la Sección 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Los profesores, ocho hombres y una mujer fueron detenidos cuando bloqueaban el edificio de la Torre Chiapas, y un tramo del libramiento norte, donde atravesaban vehículos de diversas empresas.

En un comunicado, la Asamblea Estatal Democrática condenó “la política del garrote y la violenta represión” contra sus compañeros. “Condenamos enérgicamente el uso de la fuerza como vía de solución a las diversas problemáticas que aquejan a nuestra sociedad y le exigimos al Ejecutivo Federal y Estatal atiendan y resuelvan la situación heredada desde el nefasto gobierno de Manuel Velasco Coello”, señalaron.

La Sección 40 del SNTE, adherida a la CNTE, refirió que protestaron junto a organizaciones  sociales, estudiantes, padres de familia, el nivel de Educación Indígena y el Concejo Central de Lucha de la Sección 7 para exigir la abrogación de la reforma educativa.

Así como para reclamar el pago de más de 9 meses de sueldo de docentes de telebachillerato comunitario  y adeudos a profesores interinos, personal administrativo y de apoyo educativo.

Por su parte la sección 7 del SNTE, también adherida a la CNTE condenó “el violento, salvaje acto de intolerancia y represión”, por lo que exigió la libertad inmediata e incondicional de sus compañeros detenidos. Asimismo demandó el establecimiento de una mesa de negociación donde se de respuesta definitiva a las demandas de pago de adeudos a cientos de maestros de telebachillerato y de todos los niveles educativos.

En un comunicado, la sección 7 también demandó el retorno de los estudiantes de la Escuela Normal “Jacinto Canek” a sus instalaciones en el municipio de Zinacantán.

Los maestros de telebachillerato fueron desalojados por la tarde por unos 200 policías antimotines quienes les lanzaron gases lacrimógenos para que liberaran la entrada del edificio, sede de oficinas federales y estatales, así como un tramo del libramiento norte.

Los maestros se replegaron, pero a la zona llegaron estudiantes normalistas que lanzaron piedras y cohetones contra los policías.  Los inconformes retenían media docena de camiones con los cuales cerraban el tránsito.

Los normalistas de la escuela indígena intercultural bilingüe “Jacinto Canek” que exigen la reapertura de la institución cerrada el año pasado en el municipio de Zinacantán por pobladores y autoridades debido a la actitud violenta de los jóvenes, retuvieron un camión repartidor de agua y lo vandalizaron frente al Palacio del Gobierno. 

Los jóvenes condujeron la unidad hasta el zócalo donde le lanzaron piedras, y luego huyeron a bordo de autobuses. Luego vandalizaron en la sede de la Auditoría Superior del estado, donde rompieron ventanas y sacaron documentos a la intemperie.

Anuncios