Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 27 Ene.- Habitantes de Tecún Umán, municipio de Ayutla Guatemala, poblado fronterizo con México echaron de la localidad a unos dos mil migrantes centroamericanos que pernoctaban en la plaza central en espera de su turno para recibir atención de parte de las autoridades migratorias mexicanas que registran sus datos personales para que puedan obtener la “tarjeta de visitantes por razones humanitarias”.

Desde octubre pasado cuando iniciaron las caravanas, hondureños y salvadoreños utilizaron como punto de reunión el parque central localizado en el Departamento de San Marcos, donde dormian, lavaban su ropa, mientras cruzaban de lado mexicano.

Fuentes oficiales informaron que este domingo alrededor de las 4:30 de la tarde, pobladores algunos armados con palos y piedras desalojaron a los migrantes, obligándolos entre gritos y empujones avanzar hacia el río Suchiate y el puente internacional Rodolfo Robles. De lado mexicano habilitaron un albergue para alojarlos.

Los guatemaltecos expresaron su repudio y señalaron a los migrantes de ser como responsables de las alteraciones a la paz, de supuestos robos y escándalos nocturnos que afectan la tranquilidad de los habitantes de esa ciudad guatemalteca.

La oficina de Protección Civil del ayuntamiento de Suchiate informó que desde el viernes empezaron las agresiones contra los migrantes luego de que varios jóvenes consumieron bebidas alcohólicas y realizaron una fiesta en la plaza.

El número de personas varados en el parque de Tecún Umán creció luego de que las autoridades de migración mexicanas dejaron de registrar a los centroamericanos, porque las pulseras que el gobierno diseñó para documentar su entrada al país y clasificarlos como visitantes por razones humanitarias, se agotaron, dijo la alcaldesa de Suchiate, Sonia Eloína Hernández Aguilar.

El comercio organizado de Tecún Umán acusó a las caravanas migrantes de trastocar la tranquilidad comunitaria. A través de las redes los comerciantes señalaron que los hondureños al ocupar el parque central no permiten el esparcimiento de los lugareños porque ingieren bebidas alcohólicas, la gente no sale de sus casas por lo que la actividad económica ha disminuido, así como han aumentado los robos y escándalos en la vía pública.

Luego de que fueran echados los migrantes, el alcalde de la localidad, Erik Salvador Súñiga Rodríguez, envió pipas de agua, escobas y jamón para lavar la plaza central de Tecún Umán, capital del municipio de Ayuntla.

More

Deja un comentario