Proyectos mineros en Acacoyagua, Escuintla y Acapetagua tienen en riesgo la reserva de El Triunfo y los manglares de la Encrucijada

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 24 Ene.- El Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de junio (FPDS) exigió a los ayuntamientos de Acacoyagua, Escuintla y Acapetahua declaren sus municipios libre de minería, porque en la zona existen 13 concesiones tanto de mineras, presas hidroeléctricas y la geotermia, los cuales ponen en riesgo las montañas de la reserva de El Triunfo y los manglares de la Encrucijada.

En una carta pública enviada al presidente Andrés Manuel López Obrador, y al gobernador Rutilio Escandón Cadenas, los habitantes en su mayoría campesinos y campesinas, de los municipios de Acacoyagua y Escuintla, relatan que los municipios de Acacoyagua y Escuintla, están amenazados por 21 concesiones mineras.

El municipio de Acacoyagua en sí solo está invadido por 13 concesiones, para la explotación de ilmenita, cobre, titanio, plomo y barita. Además de la amenaza de proyectos de dos mini hidroeléctricas y una planta de geotermia.

Señalaron que este jueves 24 de enero, quienes conforman el Frente Popular en Defensa del Soconusco “20 de junio” (FPDS) se reunieron con el presidente municipal de Acacoyagua, Elmer Campos, la Sindica María del Carmen Tzusuki Antonio y cuatro Regidores, para entregarles una solicitud en la que les piden se comprometan a frenar la minería en este municipio.

“Les solicitamos convoquen a una asamblea de cabildo abierto en donde el Ayuntamiento establezca un acta de “Territorio Libre de Minería” y lo publique en el Periódico Oficial del Estado de Chiapas”.

También les pidieron que “se comprometan a no autorizar ninguna solicitud de permiso de uso y factibilidad para minería de ningún tipo, ‘a tajo o a cielo abierto o ‘subterránea’”, además de “actuar en caso de que alguna empresa minera ponga en operación la fase de exploración o explotación”.

El frente manifiesta: “ya hemos visto cómo la minería afecta nuestro territorio y nuestros derechos colectivos, a raíz de las actividades de explotación del Grupo Male S.A de C.V. en los ejidos de Libertad y María Esther, y de los trabajos de exploración del Grupo El Puntal S.A. de C.V. en los Ejidos de Cacaos, Satélite Morelia y Magnolia, además de las labores de la Trituradora “Pataste”.

Por lo que pidieron a las autoridades municipales que “respeten la decisión del Ejido Acacoyagua de los Bienes Comunales de Acacoyagua y del Ejido 15 de Septiembre de no permitir que los camiones de carga y la maquinaria de los mineros dañen sus caminos ejidales y municipales”.

La agrupación pidió al ayuntamiento que “convoque a una asamblea de cabildo abierto, en la que esté presente la ciudadanía que vive en Acacoyagua, con el propósito de analizar, discutir y refrendar los hechos en un acta en la cual el municipio sea declarado como territorio libre de minería; a a realizar todas las gestiones que le corresponden en un máximo de dos meses a partir de la asamblea de cabildo abierto”.

Demandaron a las autoridades “se comprometan a dar aviso de inmediato a la población, a grupos organizados y a los representantes agrarios que le compete, en caso de que algún empresario, directivo o promovente del ramo minero se presente para establecer diálogo, pedir información, hacer trámites o solicitar el permiso correspondiente”.

Asimismo solicitaron se explore los mecanismos legales conducentes para elaborar o, en su caso modificar, un ordenamiento ecológico territorial municipal, mediante el cual determine la protección de todo el territorio municipal de actividades extractivas que nos pongan en riesgo como la minería, las presas hidroeléctricas y la geotermia”.

“En varias ocasiones hemos denunciado los múltiples actos de intimidación, ataques, compra de conciencia e intentos de división comunitaria a los cuales recurren estas empresas para imponer sus proyectos.

También sufrimos daños a la salud y al medioambiente: irritaciones en la piel, los ojos y las vías respiratorias, enfermedades gastrointestinales, deforestación y contaminación del aire. Hasta el Relator Especial de la ONU sobre el derecho humano al agua y el saneamiento escuchó cómo la minería contamina a los ríos Cacaluta, Chocolate y Cintalapa que nos abastecen de agua”.

Destacaron que la mayoría de la población de Acacoyagua vive “principalmente del cultivo de mangos, arroz, cacao, frijol, café, maíz, ajonjolí y rambután, entre otros, y no queremos que nuestra tierra siga perdiendo productividad a causa de la minería”.

Por ello, “en nombre de nuestro derecho a una vida digna y de todos los chiapanecos a un medio ambiento sano, no dejaremos que la minería siga avanzando en nuestra tan bella región. Las montañas de la reserva de El Triunfo y los manglares de la Encrucijada son de todos y para todos, por lo que es importante cuidar estos ecosistemas de los cuales dependemos para seguir viviendo en buena salud”.

Al hacer un llamado a la sociedad civil en general a respaldar su digna lucha por la vida y el territorio y estar pendiente de cualquier acto de criminalización que puedan sufrir por oponerse al extractivismo minero y del modelo energético en el Soconusco, el Frente también manifestó: “necesitamos que el ayuntamiento se una a nuestra digna lucha, ya que es su obligación otorgar el permiso de uso y factibilidad de suelo, es decir quien tiene el poder de decidir si la tierra se entrega o no a las mineras”.

Anuncios

1 COMENTARIO

Deja un comentario