Rinden homenaje a Sinar Corzo en San Cristóbal y Arriaga

A una semana de su asesinato, la Fiscalía General del estado no ha dado a conocer las líneas de investigación y no se conoce el móvil del crimen: Comité Ciudadano de la Defensa de los Derechos Humanos El Coloso de Piedra.

A una semana de su asesinato, la Fiscalía General del estado no ha dado a conocer las líneas de investigación y no se conoce el móvil del crimen: Comité Ciudadano de la Defensa de los Derechos Humanos El Coloso de Piedra.

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 10 Ene.- Integrantes de diferentes organizaciones, colectivos y grupos, rindieron homenaje en Arriaga y San Cristóbal de las Casas al activista y defensor, Sinaí Corzo Esquinca, asesinado a balazos el pasado 3 de enero a unos metros de su domicilio, donde exigieron que se esclarezca el homicidio y se detenga a los responsables materiales e intelectuales.

En San Cristóbal de las Casas, con una ofrenda floral colocada en la cruz de la Plaza Catedral, decenas de integrantes de diferentes organizaciones guardaron un minuto en memoria de Corzo Esquinca; luego señalaron que a una semana del asesinato, la Fiscalía General del estado no ha dado a conocer las lineas de investigación, y no se conoce el móvil del crimen.

Alejandro Alarcón, comisionado del Comité Ciudadano de la Defensa de los Derechos Humanos El Coloso de Piedra, declaró que a la fecha, no hay avances en la investigación del caso, por lo que demandó que se agilicen las investigaciones para que los autores materiales e intelectuales sean castigados.

Aseguró que el exgobernador y senador con licencia, Manuel Velasco Coello “tiene responsabilidad por omisión porque Sinar Corzo y Arbey Cruz tenían una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) desde 2015 y él estaba obligado a pedir una disculpa pública que nunca dio, pero a además a cambiar de actitud respecto de la lucha de los defensores civiles de derechos humanos”.

Señaló que próximamente los familiares y compañeros de Corzo Esquinca acudirán ante Amnistía Internacional, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos y otras organizaciones internacionales para pedir que se haga justicia.

“El dolor para nosotros es muy fuerte; es algo increíble que todavía vivamos una condición de opresión y represión y que sea con la vida de nuestros compañeros que se esté pagando esta desgracia que Chiapas ahora vive”, dijo Alejandro Alarcón.

“Sentimos que con el asesinato de Sinar han cortado una parte de nosotros. Estamos luchando en varios frentes y este dolor lo estamos convirtiendo en rabia, una rabia digna no vengativa; es una fuerza que nos impulsa en homenaje de nuestro compañero que a veces luchó solo con su burro y su caballo”, agregó.

A la convocatoria de miembros del Comité Ciudadano de la Defensa de los Derechos Humanos El Coloso de Piedra, acudieron desplazados del ejido Puebla de Chenalhó, miembros de la Red Ciudadana por el Cuidado de la Vida y de la Madre Tierra en la Región del Valle de Jovel, pobladores de la colonia Maya, entre otros activistas y defensores.

Anuncios