La Navidad es una época de reuniones, de felicidad y de compras. Para que el gasto no se descontrole es necesario hacerlas con cabeza y conocimiento.

Los regalos navideños son una tradición que vienen a reflejar el estado de ánimo de alegría y comunión familiar que se vive en estas fechas tan señaladas. Pero tanto gasto de comidas, viajes, regalos… tienen su consecuencia en nuestra cartera y hacen que el mes de enero sea duro para la economía de casa. Como nadie regala el dinero, es necesario controlar el gasto. Por eso mismo es aconsejable buscar las mejores ofertas para cada producto. Aquí van una serie de consejos que te ayudarán a librar este periodo de compras de la mejor manera posible. 

1. Ponte un límite presupuestario
Lo principal es saber de cuánto dinero disponemos para las Navidades. El principal error que cometemos es gastar sin pararnos a pensar qué cantidad es asumible para nuestro bolsillo. 

2. Planifica tu agenda
Una vez que sepas cuánto dinero tienes para pasar las fiestas, es el momento de poner a punto la agenda. En función de las actividades que tengamos planeadas o de los regalos que debamos hacer podremos decidir qué cantidad de ese presupuesto podemos emplear en cada cena, en cada viaje, en cada regalo. Como siempre en la vida, la planificación es un aliado fundamental del ahorro. 

3. Busca ofertas online
Si aún tienes que hacer compras, internet es una herramienta muy útil para ahorrar no solo dinero, sino también tiempo. Gran cantidad de comercios tienen a disposición de los consumidores catálogos de ofertas donde localizar los mejores precios para cada producto. Comparar precios entre los distintos establecimientos hará que le saquemos el máximo rendimiento a nuestras compras. Más allá de la información que aportan las propias empresas, existen en laweb buscadores de ofertas; úsalos.

4. Abre los ojos al mundo
En esta época del año debes estar al acecho de los mejores precios. Camina por la ciudad con los ojos bien abiertos. Lee los carteles publicitarios de las tiendas, estudia todos los folletos de ofertas que caigan en tus manos, pregunta, pide consejo a familiares y amigos… Establece una red de contactos para estar informado de cada ganga. Puede ser que conozcamos a alguien que haya comprado lo mismo que deseamos a un buen precio. No tengas miedo de preguntar. Si lo haces terminarás dando con el mejor precio.

4. No esperes hasta el último momento
Hacer las compras con antelación es básico. Tener tiempo para decidir y comparar precios y no comprar en el primer sitio que encontramos evitará agobios y gastos innecesarios. Hay que anticiparse a las Navidades porque si lo dejamos todo para última hora, podemos llevarnos sorpresas desagradables. Y no es que algo pueda salirnos mucho más caro; es que puede que nos quedemos sin un regalo clave porque, en estas fechas, las cosas se agotan antes de lo que imaginamos.

5. Sé razonable
Puede ocurrir que pretendamos comprar algo que se escapa a nuestros recursos. En muchas ocasiones nos veremos tentados de hacer la compra igualmente. Es ahí donde deberemos utilizar la cabeza y barajar alternativas. Si no podemos hacer frente a un gasto, será mejor dejarlo para otra ocasión que endeudarnos. Pasar tiempo con la familia es más importante que los regalos.

Deja un comentario