Periodistas de Chiapas Paralelo acusan a Julión Álvarez de amenazarlos

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 21 Sep.- El portal de noticias Chiapas Paralelo, denunció los intentos del cantante Julión Alvarez de amedrentarlos, demandándolos por publicar una denuncia pública difundida por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba), donde se señala sus influencias para que detuvieran a 18 personas acusados de robarle ganado de su rancho localizado en el municipio de La Concordia.

“Los señalamientos vertidos por el despacho jurídico del cantante Julión Álvarez, nos coloca en una situación de riesgo; aún más viniendo de una persona que ha sido señalado por gobiernos de otras naciones, de tener vínculos con grupos que están al margen de la legalidad”, señaló el portal en una denuncia pública.

En una carta enviada a organismos nacionales e internacionales defensores de los periodistas y de los derechos humanos, el portal relata que el pasado 19 de septiembre dio a conocer la noticia: “Acusan a Julión Álvarez de mover influencias con Velasco, para mantener detenida a una persona”.

En el texto se informó que familiares de Sergio Alberto González Castro, presunto acusado de robar ganado en el rancho de Julión Álvarez, realizaron un pronunciamiento a través de el Frayba, para pedir un juicio justo para su pariente y su inmediata liberación.

El pronunciamiento que está firmado por 35 familiares de González Castro refiere: “A Sergio lo acusaron de robarle ganado a Julion Alvares (sic), eso fue mentira porque de unos días el ganado que supuestamente se perdió lo encontraron en su rancho, nunca hubo robo de ganado, las influencias de Julión Alvares (sic) con el Gobernador Manuel Velasco hizo que por un ganado detuvieran a varias personas en total son como 18 personas acusadas por el robo de un ganado.”

La carta de los familiares viene anexa a la nota emitida por el portal Chiapas Paralelo.

“La nota da cuenta de que el señor Sergio Alberto González Castro fue detenido (en el año 2015), y según documentó el Centro de Derechos Humanos Frayba, fue sometido a tortura física y psicológica durante tres días por parte de funcionarios públicos, a fin de que se declarara culpable de los delitos de que le acusaban”.

El portal agrega, que González Castro apeló jurídicamente a la sentencia de 6 años que le impuso un juez (expediente 280/20015). Por el caso de tortura y denunció a las personas que reconoce como sus agresores, en la Fiscalía Contra la Tortura de la Fiscalía General de Justicia del Estado, quien inició la investigación R.A: 0101-101-2801-2018.

Luego de exponer lo anterior, Chiapas Paralelo señala que la nota en su portal, está apegada estrictamente al pronunciamiento que realizaron los familiares de Sergio Alberto González Castro, y a lo documentado por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas. No hay en ella sesgo ni interpretación de hechos.

Expone que por el contrario, la carta emitida por “Departamento lejal (sic) de Julio César Alvarez Montelongo, es calumniosa hacia el portal Chiapas Paralelo, al hacer uso de calificativos como “señalamientos de forma irresponsable”, “injuria” e “insulto”.

Los periodistas exponen en su carta de denuncia que la amenaza que hiciera el cantante, lleva implícito un intento por amedrentar a periodistas y organizaciones defensoras de derechos humanos, al referir que “quien cause un daño lo tendrá que reparar y quien resulte responsable tendrá que asumir las consecuencias de sus actos”.

“Lo anterior conlleva un menoscabo al derecho a la libertad de expresión –consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y los artículos 6 y 7 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano- tanto de periodistas, como de personas agraviadas en sus garantías individuales, y de defensores de los derechos humanos”.

Finalmente solicita al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, sea garante del respeto a la libertad de expresión en la entidad, y que ningún vínculo personal que tenga, sirva para que se asuman acciones al margen de la ley.

Anuncios