Sección 7 del SNTE repudia la liberación de Elba Esther Gordillo

Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 9 Agos.- La Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), manifestaron su repudio por la liberación de la exdirigente sindical, Elba Esther Gordillo Morales, “responsable de cientos de asesinatos, desapariciones y encarcelamiento de maestros democráticos”, aseguraron en un comunicado.

“El encarcelamiento de quien durante 24 años, 1989-2013, mantuvo el control sobre el SNTE y lo usó para avalar las políticas educativas de los regímenes priístas y panistas en turno, fue consecuencia de las pugnas palaciegas entre los miembros de la ‘mafia del poder’ de la que ella ha formado parte desde siempre”, refirieron.

En el texto firmado por el “Movimiento magisterial y popular de Chiapas”, el magisterio chiapaneco señaló el “uso faccioso de las instituciones que administran la justicia en México”, por lo que exigió “castigo a quienes se han enriquecido a costa de nuestras cuotas sindicales y las transferencias hechas por los gobiernos en turno como pago por el control sobre el magisterio”.

Afirmó que “este hecho pone en evidencia la corrupción, las complicidades, la impunidad y la manera facciosa con la que se maneja la justicia en nuestro país; o de lo contrario, ¿quién puede creer que no hay pruebas que sustenten la acusación que presentó en su contra la Procuraduría General de la República? ¿Quién se traga el cuento de que esta liberación no es producto de las negociaciones entre los grupos de poder político y económico?

Para la sección 7 “es indiscutible que la excarcelación de Elba Esther está directamente ligada al objetivo de volver a tomar por asalto el SNTE frente al desgaste del títere llamado Juan Díaz de la Torre y la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República”.

Por lo que hace un llamado a las bases del movimiento magisterial y popular a “consolidar nuestras resistencia y desobediencia; a fortalecer desde las escuelas el proyecto de educación alternativa; a rechazar la imposición del nuevo modelo educativo y a preparar el siguiente combate para lograr la abrogación total de la mal llamada reforma educativa y las demás reformas estructurales”.

Anuncios